Autoformación Colectiva, Integral, Continua y Permanente, Para construir la Sociedad Justa y Aamante de la Paz

Resumen:

Este trabajo muestra, desde mi modesto juicio, los elementos fundamentales y esenciales del proceso de Autoformación Colectiva, Integral, Continua y Permanente (ACICP) de la Clase Trabajadora venezolana, vista dialécticamente desde el materialismo histórico, haciendo énfasis en el papel que juega la Autoformación de la Clase Trabajadora para derrotar el pensamiento burgués y al mismo tiempo construir el pensamiento proletario; de manera que la Clase trabajadora asuma la Gestión Directa y Democrática de los Medios de Producción para ponerlos al servicio del pueblo y satisfacer sus necesidades materiales y espirituales, hasta alcanzar la Sociedad Justa y Amante de la Paz: la Sociedad Socialista.

Este material aporta elementos conceptuales y argumentos filosóficos del proceso de Autoformación Colectiva, Integral, Continua y Permanente; todo reflejado desde reflexiones marcadas por mi cosmovisión cristica, marxista y chavista para interpretar la realidad desde mi práctica, de un hacer y un convivir en la transformación de la realidad objetiva venezolana.

El propósito de este trabajo es evidenciar algunos elementos que han surgido en el debate donde he participado como integrante de la Clase Trabajadora; en esa intención perseverante e irreverente por construir modelos y métodos desde la Universidad Bolivariana de Trabajadores “Jesús Rivero” (UBTJR), que coadyuven a la construcción de la Sociedad Socialista legada por nuestro Comandante Supremo Hugo Rafael Chávez Frías.

Espero que sea un aporte de gran utilidad para todos y todas las personas que andamos en lo mismo: hacer irreversible la Revolución Bolivariana.

Palabras claves:

Educación, trabajo, Autoformación Colectiva, Integral, Continua, permanente, Sociedad, universidad, Socialismo.

Fundamento Histórico de la Autoformación Colectiva, Integral Continua y Permanente de la Clase Trabajadora en la Revolución Bolivariana

Desde que la sociedad se dividió en clases sociales: opresores y oprimidos; primero en amos y esclavos en la sociedad esclavista, luego en señores feudales y siervos en la sociedad feudal y por último en burgueses y proletariados en la sociedad capitalista; la clase dominante ha mantenido un sistema de fuerza represivo como parte del Estado para someter a la clase dominada y hacer que por la vía del dolor físico esta obedezca y trabaje para que la clase dominante mantenga su hegemonía. La instrumentación de ese sistema de fuerzas represivo lo ha hecho a través de sus fuerzas armadas, sus cuerpos policiales y demás grupos a su servicio y en función de sus intereses hegemónicos. Pero la clase dominante descubrió a través de la filosofía de Aristóteles; quien mantenía que había seres que nacían para ser amos y seres que nacían para ser esclavos, y que los amos nunca iban a ser esclavos ni los esclavos nunca iban a ser amos; por tanto se necesitaba a su juicio, una educación para amos y otra para esclavos; con esta argumentación se instauró desde hace siglos, hasta nuestro días, un modelo de educación elitesco que reproduce la ideología dominante; es decir, la clase opresora descubrió a través de la educación el mecanismo de represión sin dolor físico, si no mediante la usurpación mental y la formación del no pensamiento o del pensamiento oprimido en el ser humano oprimido.

En Venezuela a raíz de la implementación, durante la IV República, de un modelo socioeconómico basado en el rentismo petrolero y en la cultura colonial, bajo el nuevo reparto imperial mundial, se nos delegó la tarea de ser suministradores de materia prima y manejadores de equipos ajenos y en consecuencia se desarrolló un sistema de educación que se encargaba de garantizar la acumulación de riquezas de una élite parasitaria y vividora del Estado venezolano y por supuesto una educación que garantizara la dependencia tecnológica de las transnacionales del imperio norteamericano y de las potencias europeas. Con la llegada de la Revolución Bolivariana, bajo el liderazgo del Comandante Supremo Chávez, se inició un proceso de liberación nacional y de construcción del Poder Popular, para alcanzar la Sociedad Socialista; eso planteó inmediatamente la necesidad de transformar el sistema educativo que respondía a la sociedad rentista en un sistema de educación que respondiera a la satisfacción de las necesidades materiales y espirituales de la población. Por esta razón se ha iniciado desde 1998, un proceso de transformación general de educación y que a partir del 2003 se profundiza con la puesta en marcha de las Misiones Educativas. Por supuesto que con la Misión Sucre se inició un proceso de transformación universitaria que responde a la inclusión social de todo el pueblo venezolano y a la formación de nuevos ciudadanos y ciudadanas de la Patria. Además de la Misión Sucre, el Presidente Chávez formaliza la institucionalización de un conjunto de Universidades Bolivarianas, más todas aquellas experimentales que se han sumado a la causa justa de educar para que el pueblo alcance la mayor suma de felicidad posible. Esta transformación de la sociedad y la transformación de la educación universitaria lleva implícita la necesidad de crear un modelo socio productivo que derrote el rentismo petrolero y que sea capaz de garantizar los bienes y servicios fundamentales que satisfagan las necesidades del pueblo, en forma soberana e independiente, mediante un Modelo de Relaciones de Producción Socialista que nos conduzca a la Gestión Directa y Democrática de los Medios de Producción, para construir la Sociedad Humana o la Sociedad del Trabajo Libre: la Sociedad Socialista.

En el marco de esa transformación educativa y en la transformación universitaria con la nuevas Universidades Bolivarianas, el Comandante Supremo decretó el 4 de noviembre de 2008, la Universidad Bolivariana de Trabajadores “Jesús Rivero” (UBTJR), para el desarrollo de la Autoformación Colectiva, Integral Contínua y Permanente de la Clase Trabajadora en el seno de sus Centros de Trabajo; tomando como objeto de investigación y estudio, su práctica socioproductiva en el Proceso Social de Trabajo.

Fundamento Jurídico de la Autoformación Colectiva, Integral Continua y Permanente de la Clase Trabajadora en la Revolución Bolivariana

a. Constitución de la República Bolivariana de Venezuela

Art.3: La educación y el trabajo son los procesos fundamentales para alcanzar los fines esenciales del Estado, dentro de los cuales se destaca la construcción de la Sociedad Justa y Amante de la Paz.”

Art. 5. La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo,...” Este artículo define el colectivo Pueblo, como el sujeto protagónico que asume la educación y el trabajo para construir la sociedad justa y amante de la paz.

Es de hacer notar que la integración de la educación y trabajo como un solo proceso y asumido por el pueblo; lo denominamos: Autoformación Colectiva, Integral Continua y Permanente de la Clase Trabajadora, asumiendo Pueblo como la Clase Trabajadora de la República Bolivariana de Venezuela.

b. Ley Orgánica de Educación (LOE):

Art.15, En cuanto a los fines de La Educación. Numeral 6: Formar en, por y para el trabajo social liberador, dentro de una perspectiva integral, mediante políticas de desarrollo humanístico, científico y tecnológico, vinculadas al desarrollo endógeno productivo y sustentable.

Numeral 8: Desarrollar la capacidad de abstracción y el pensamiento crítico mediante la formación en filosofía, lógica y matemáticas, con métodos innovadores que privilegien el aprendizaje desde la cotidianidad y la experiencia.

Numeral 9: Desarrollar un proceso educativo que eleve la conciencia para alcanzar la suprema felicidad social a través de una estructura socio económica incluyente y un nuevo modelo productivo social, humanista y endógeno.”

c. Decreto 6.499 - Creación de la UBTJR:

Art. 3: La Universidad Bolivariana de Trabajadores “Jesús Rivero”, como instrumento de autoformación colectiva, integral y permanente de la Clase Trabajadora, desarrollará los programas de formación requeridos por la Revolución Bolivariana, dentro de las condiciones propias de la experimentación educativa y el ordenamiento jurídico, para la búsqueda del conocimiento a través de la investigación científica, humanística y tecnológica, desde la práctica social productiva en función del beneficio espiritual y material de la nación.”

Art.5: La Universidad Bolivariana de Trabajadores “Jesús Rivero” ofrecerá los programas de formación desde la práctica socioproductiva vinculadas a las necesidades fundamentales de la población y al proceso de transformación social que se vive en nuestro país, América Latina y el Caribe, como parte de los cambios estructurales necesarios de las naciones humanas a escala planetaria. Estos programas se ajustarán en correspondencia con la evaluación de los resultados durante su ejecución y se elaborarán nuevos programas de formación requeridos para el desarrollo independiente y soberano de las fuerzas productivas, que den sustentabilidad a dicho proceso con una visión consustanciada con la unidad latinoamericana y caribeña, a fin de impulsar la unión de los pueblos del sur.”

e . Reglamento Ejecutivo de la UBTJR:

Artículo 2. La Universidad Bolivariana de Trabajadores “Jesús Rivero” es la comunidad de trabajadores y trabajadoras organizados como Centros de Formación en sus centros de trabajo, para desarrollar el proceso de autoformación colectiva, integral, continua y permanente, la creación intelectual, la sistematización del conocimiento científico y tecnológico generado desde su práctica social productiva, fusionando en el proceso de trabajo a la educación y la generación de conocimientos vinculada a las necesidades fundamentales de la población y al proceso de transformación social que se vive en nuestro país, América Latina y el Caribe, como parte de los cambios estructurales necesarios de las relaciones humanas a escala planetaria.”

Artículo 4. La Universidad Bolivariana de Trabajadores “Jesús Rivero” es el instrumento de autoformación colectiva, integral, continua y permanente de la Clase Trabajadora para diseñar y desarrollar, desde su práctica social productiva, los programas de formación requeridos para el desarrollo soberano de las fuerzas productivas del país, en función de la ejecución del plan de desarrollo nacional y gestionar los Programas Nacionales de Formación que el ministerio del poder popular con competencia en educación universitaria le autorice, dentro de las condiciones propias de la experimentación educativa, el ordenamiento jurídico y la profundización de la Revolución Bolivariana.”

d. Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y Trabajadoras (LOTTT):

Título V, “DE LA FORMACION COLECTIVA, INTEGRAL, CONTINUA Y PERMANENTE DE LOS TRABAJADORES Y LAS TRABAJADORAS EN EL PROCESO SOCIAL DE TRABAJO”, y específicamente el Articulo 313 plantea que: “La Clase Trabajadora, los trabajadores y trabajadoras tienen derecho a organizarse para asumir su proceso de autoformación colectiva, integral, continua y permanente”


Desarrollo del Proceso de Autoformación Colectiva, Integral Continua y Permanente de la Clase Trabajadora, en la Universidad Bolivariana de Trabajadores Jesús Rivero (UBTJR)

Luego de los distintos debates establecidos por la Clase Trabajadora organizada en UBTJR, consideramos importante unificarnos en algunos conceptos y elementos que nos permitan una mínima compresión para iniciar formalmente el proceso de Autoformación Colectiva, Integral Continua y Permanente de la Clase Trabajadora, mediante Objeto de Estudio; que nos conlleve a la derrota del pensamiento burgués para asumir la dirección de los medios de producción y prestación de servicios, y garantizar los bienes y servicios que necesitamos como Pueblo, en función de satisfacer nuestras necesidades materiales y espirituales, bajo un marco de relaciones de igualdad y de justicia entre nosotras y nosotros, hasta lograr la Sociedad Socialista.

Desde el inicio del proyecto de la Universidad Bolivariana de Trabajadores Jesús Rivero (UBTJR), asumimos como Clase que nos correspondía asumir la Autoformación Colectiva, Integral, Continua y Permanente de la Clase Trabajadora; así lo dejamos escritos en nuestros documentos fundacionales y reglamentarios. Pero lo asumíamos desde la perspectiva que teníamos que desarrollar como Clase obrera nuestra propia formación; es decir que asumíamos ser el sujeto social de nuestro proceso educativo desde el trabajo y, dejábamos atrás el sistema burgués de educación ideologizante-opresor, con el cual nos quitaron el pensamiento para dominarnos con el capital subyugando al trabajo.

Entonces iniciamos nuestras actividades de autoformación, en los espacios y con facilitadoras y facilitadores de la fábrica, pero con los programas y la metodología producidos desde la academia tradicional, con mallas curriculares y la relación profesor-alumno, con mejoras en contenidos con visión de Patria, pero esencialmente sin cambios profundos para la ruptura del pensamiento burgués. Se graduaron bajo esta situación y por convenios, compañeras y compañeros trabajadoras y trabajadores que en lo fundamental respondían a la necesidad de tener título para sentirse mejor en las escalas o estatus sociales y en la búsqueda de mejoras salariales y de ubicación de puestos en la estructuras gerenciales impuestas por las transnacionales en nuestro país. Es decir, alejados del objetivo fundamental de la Universidad Bolivariana de Trabajadores Jesús Rivero (UBTJR) como es la elevación de conciencia de Clase, la Soberanía Tecnológica, la Seguridad y Defensa Integral de la Nación y la Gestión Directa y Democrática de los Medios de Producción. Estos resultados nos llevaron a un gran debate en el proceso de Revisión, Rectificación y Reimpulso, método de evaluación y seguimiento propuesto por nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez, para la profundización de la Revolución Bolivariana. Entonces el compañero Oscar Rondón, inició en la UBTJR Zulia el desarrollo de un Diplomado de Fabricación de Máquinas, y bajo su método logró demostrar con el Equipo de Estudio del Diplomado, que el problema fundamental era que no teníamos pensamiento para desarrollar nuestra tecnología y por eso somos dependientes de todas las potencias tecnológicas mundiales. Oscar desarrolló el diplomado en torno a un Objeto de Estudio: la turbina. Luego un Equipo de Estudio del Programa Nacional de Formación (PNF) de Electricidad, asumió estudiar, sin el condicionante castrante de la premura para obtener el título y, empezaron a preguntarse de donde venían las cosas, asumieron el estudio desde la filosofía. La experiencia de ese primer Equipo de Estudio continuó con otro en Monagas y luego se fue expandiendo a nivel nacional.

Los días 13 y 14 de julio de 2011, realizamos en la ciudad de Anaco, estado Anzoátegui, en la sede de PDVSA GAS; el Primer Encuentro Nacional para compartir las experiencias de la Autoformación Colectiva, Integral, Continua y Permanente de la Clase Trabajadora; con criterios libres, que nos permitiera recoger por donde iban las experimentaciones y sistematizaciones.

Fue un encuentro extraordinario, sobrepasó nuestras expectativas de convocatoria, participación y de calidad de los proyectos. Este encuentro nos llevó a una segunda fase de definiciones y surgieron otros documentos para el debate basados en estas experiencias, hasta que nos encontramos nuevamente en el año 2012, en la ciudad de San Felipe, estado Yaracuy, los días 22, 23 y 24 del mes de marzo; en un Segundo Encuentro Nacional de Autoformación Colectiva, Integral, Continua y Permanente de la clase Trabajadora. Allí vimos el avance científico- filosófico de nuestros debates y decidimos unificar algunas líneas conceptuales argumentativas que nos permitieran formalizar el desarrollo de la Autoformación Colectiva, Integral, Continua y Permanente de la Clase Trabajadora basado en Objeto de Estudio, y esto nos conllevó a construir colectivamente un Reglamento para regularizar metodológicamente, dentro de la UBTJR; el Proceso de Autoformación Colectiva, Integral, Continua y Permanente de la Clase Trabajadora basado en Objeto de Estudio.

El 14 de septiembre de 2012, se aprobó - después de un gran y largo debate colectivo dentro de la Comunidad Universitaria de la UBTJR - el Reglamento para la Autoformación Colectiva, Integral, Continua y Permanente de la Clase Trabajadora, en Reunión ordinaria del Consejo Universitario de la UBTJR, No.CUUBTJR092012 , en la ciudad de Caracas, bajo Resolución No.0047.

En definitiva, seguiremos el debate y haremos las modificaciones que sean necesarias de acuerdo al movimiento que produce la lucha de clases en un país donde transcurre un proceso revolucionario que sin duda alguna nos llevará directo al Socialismo Bolivariano.

Conclusiones:

Los encuentros de saberes en la UBTJR para la Autoformación Colectiva, Integral, Continua y Permanente, son encuentros dialógicos de unificación y contrastes de saberes en función de crear relaciones de fraternidad entre nosotros y de armonía con el resto de la naturaleza para alcanzar la sociedad justa y amante de la paz.. Estos encuentros dialógicos son:

  1. Geopolítico: análisis de coyuntura internacional, regional y local para determinar las contradicciones actuales en el marco de lucha de clases y determinar estrategias, tácticas y tareas, en función de avanzar hacia el socialismo.

  2. Encuentros comunitarios: diálogo de saberes en el seno de la comunidad aledaña al proceso productivo donde se selecciona el Objeto de Estudio, para construir soluciones, junto a las comunidades organizadas, de sus problemas fundamentales; en el ejercicio del poder popular y en la búsqueda de la construcción del Estado Comunal.

  3. Interpretación y transformación de la realidad: debate abierto y transparente de las contradicciones fundamentales en cada tema de cada uno de los cuatros momentos de la ACICP.

  4. Encuentros en el medio productivo: Contacto con la realidad objetiva socioproductiva y desde allí entender todos los procesos relacionados al objeto de estudio

  5. Encuentros dialógicos especiales: diálogos de saberes con trabajadores de alta experiencia y conocimientos en un eje temático específico, para fortalecer y profundizar los conocimientos de los integrantes del Equipo de Estudio en búsqueda de la conformación del pensamiento filosófico y científico de la clase trabajadora.

Bibliografía:

Indicadas en el texto: CRBV, LOTT, LOE, Reglamento ACICP de la UBTJR.

Visitas: 1049

Archivos adjuntos

Responde a esto

Foro

Retos de la sociedad del conocimiento 37 contestaciones 

Iniciada por Ferran Ruiz Tarragó en Metodología. Última respuesta de Arquimedes José Mundaraín Rojas 13 Jul.

Hardware necesario para dar clases en línea

Iniciada por Clàudia Benítez Enrich en Herramientas 8 May.

#normestatal #normautonómica #edudirectores

Iniciada por María Luisa Hidalgo Ortega en Materiales didácticos 22 Mar.

#normestatal #normautonómica #edudirectores

Iniciada por María Luisa Hidalgo Ortega en Materiales didácticos 22 Mar.

EDUCACION GRATUITA EN URUGUAY

Iniciada por Norma Borges Perdomo en Proyectos 13 Feb.

Miembros

Distintivo

Cargando…
Licencia de Creative Commons
Lo publicado está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0.

2017   Creado por Red Social INTEF.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio