El Congreso de la modernidad, el lenguaje excluyente y los SO.

Con el ánimo sosegadísimo, desde la paz de mi hotel mientras hago tiempo para salir a cenar en Granada, tengo que decir que me siento algo excluida en este congreso.
Profesores, maestros, alumnos, padres...
Hemos desaparecido del mapa, o tal vez es que se me olvida que aún no hemos sido colocadas donde nos corresponde por el simple hecho de ser, a las profesoras, a las maestras, a las alumnas y a las madres. Ni siquiera coordinadoras TIC, o toc.
No estamos en los papeles, por eso parece que no estamos.
Y se molestan si se lo haces notar, te miran como si estuvieras zumbada, fueras una pesada feminista que seguramente no liga nada, o vete a saber. La respuesta: "Pues yo no soy machista" es tan simplona que me pregunto si no estamos otra vez empezando casas por el tejado en la escuela y, por tanto, en la sociedad y en la vida. Sé que a muchos y a algunas este lenguaje no les gusta. Mi más sincera comprensión hacia ellos y ellas, pero de ninguna manera aceptaré que se me excluya para que ellos y ellas no se sientan incómodos.
Esta mañana, un ponente al que ni conozco ni juzgo personalmente, porque es uno más de los que han hablado tooooodo en masculino, ha contado una anécdota muy simpática acerca de lo bien que se siente ayudando a una maestrA a hacer todo lo que no sabe ella acerca del ordenador. Es la única vez que he escuchado el nombre de mi profesión en femenino en todo el congreso. Una profesión llena hasta la bandera de mujeres de ídem. Y para uno que nos nombra, suena a chiste de torpona que empieza.
He querido, en el turno de preguntas, hacer notar este detalle porque somos ya algunas las que estamos molestas con el asunto, pero sobre todo porque me molestó a mí (se siente, tenemos derecho a sentir lo que sentimos y a expresarlo), y la respuesta, tras un malentendido en el que pensó este señor que yo me ofendía por llamarme maestra en vez de profesora (au contraire, por dios), me dijo la frase maldita: "Yo no soy machista", y encima va su mujer y lo confirma, cuando mi única intención era expresar un malestar y no averiguar quién lleva la casa (porque eso seguro que lo adivino).

Añadir por último que yo, que soy mujer, webmistress (gracias Juan, por el término) de mi colegio, madre y maestra, he desatascado el ordenador y dado cursos a compañeros varones que son auténticos zoquetes encantadores a la hora de ponerse a la tecla. Y jamás se me ha ocurrido contarlo como si fuera una gracia o una bondad mía.

Sólo nos faltaba crear el príncipe azul TIC que viene en el caballo blanco a reiniciarte el Windows porque ha ocurrido una operación no válida y tiene que cerrarse. O a encontrar la carpeta .tuxpaint, oculta para que no la veas, donde están los dibujos de la chiquillería. O a poner las notas en Séneca.

Hay más opciones para no necesitar príncipes azules reiniciadores: ser maquera y wemistress, y a mucha honra.
No tengo nada en contra de usar Guadalinex, pero o jugamos todos y todas, o pinchamos la pelota, que aquí en el congreso, en las administraciones, nuestros políticos, los sindicatos, todos usan Windows y algunos, Mac. Los Guadalinex que veo son de la administración y de algunos ponentes. Muy pocos teniendo en cuenta donde estamos, quién organiza y quién paga.

Muy masculino este congreso, tal vez por eso me sepa a poco innovador, demasiada técnica y poca escuela nueva. (esto es una maldad, lo sé, pero no pude aguantarme, me divierte ser mala ;-P)

Con el ánimo de reflexionar desde un puntito irónico festivo,
Lola, webmistress.

Visitas: 491

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Serlo no depende de los demás, parecerlo sí.
Forzar no, pero poquito a poco entendiendo...
No sé qué manía esa de que perdemos el tiempo. Yo no dejo de tenerlo en cuenta todo, lenguaje incluido, para eso soy mujer y aprendí a la fuerza a ocuparme de cien cosas a la vez: el lenguaje, la cocina, la ropa, las compras, la escuela, las TICs, la brecha digital de género y la de las pelas, que tampoco ahí somos iguales. La lista es larga y a mí no se me va una sólo porque quiera decir, aunque sea de vez en cuando, MAESTRA, que somos más del 80%, por dios benditoooo y la diosa que lo parió ;-))

La discusión para mí ya no es economía del lenguaje o lingüística para sabios (sabias nunca hubo porque no salen en los libros de texto, y lo que dicen los libros de texto va a misa).
Para mí lo importante es saber qué se mueve en las tripas de cada quien cuando piensa a favor o en contra de los cambios, sean los que sean, ¿de qué tenemos miedo, es la pregunta que me hago yo ahora, especialmente las mujeres?

De momento suena raro el lenguaje inclusivo, la falta de costumbre, maricón el que friegue o cuide de su casa "como una mujer", decían porque lo veían raro, el lenguaje mata, redime o enaltece, el lenguaje es tremendamente poderoso, ofende y acaricia, señala e ignora. Para ser correcta tengo todo el día, para vivir, quiero que me vean, que me nombren, que sepan que estoy y, de paso, no tener que depender de nadie para ser o no ser, estar o no, parecer o no.

¿Miedo? ¿De qué tenemos miedo? Se me ocurren muchas cosas, pero las voy a dejar, que hace un sol espléndido y voy a tomar tapitas, que son femeninas, será por el tamaño?

Buen día colegas ;-)
Perdona, Pedro, pero la economía no incluye el no dejarse entender o el requerir más esfuerzo del necesario para ello (tiene que haber una convención previa y tu primer párrafo me ha resultado farragoso, jeje).
La poesía, y la literatura en general, son muy económicas, en pocas palabras o versos se esconde todo un pensamiento complejo y largo de explicar de otra manera; en una novela, todo un mundo. Fantásticos ejemplos de economía. En caso contrario, cuando se explica y redunda ha de ser porque el emisor piense que el receptor necesita esa explicación para interpretar el mensaje correctamente.
Yo sigo sin estar por la labor de quemar cartuchos en esto, prefiero hacerme ver de otra forma, no con exigencias. Repito, el lenguaje es reflejo de una cultura y no al revés, por más que a Lola le encantara poder dominar al mundo desde el lenguaje, va a ser que no. Es la actitud, no el lenguaje, lo que hay que cambiar, el lenguaje vendrá por sí solo. Pero hoy por hoy resulta irrisorio duplicar sujetos y objetos. En fin, diferimos. La política corrompe todo lo que toca. Es lo que pienso, y la política lingüística es abominable, o poco menos.
Saludos.
Yo no defiendo la política lingüística del pasado, pero que fuera aún peor no salva a la de ahora. Cada palo que aguante su vela.
Y el barroco existe y es por necesidades de comunicación que existe, y si no es breve la poesía, sí será necesaria la extensión, que en sí querrá comunicar que por algún motivo la intención es ser así de extenso (habría que ver cada caso para dilucidar por qué), pienso que no está reñido con la economía.
Ahora que no entiendo muy bien por qué dices que aplicando la economía los que pierden son los débiles (imagina que hubieras escrito: niños y niñas, ancianas y ancianos, mujeres y hombres; jo , pesado texto, habría pensado yo al leerlo). Sí se me ha ocurrido que hablar duplicando aún puede ser factible -en según qué ámbitos o situaciones-, pero ¿y escribir? ¡qué lata! no creo que haya mucha gente por la labor.
Pero mira, igual que ambos estamos de acuerdo en que diferimos en la forma de ver lo de "maestras y maestros", "señores y señoras" (que parece un circo), podemos convenir que tenemos el mismo o muy parecido fin, al menos pensamiento, pues creo que ambos defendemos la igualdad de las personas y la libertad de expresión.

Cheee, Pedro, yo también te aprecio, no como hombre, sino como persona, por lo que te leo.
Un abrazo.
Yo tampoco sé, Pedro, si este tema está vivo o muerto.

Loly, la economía del lenguaje no puede ser una excusa. Es tan económico decir "los alumnos" como "el alumnado", o decir "el hombre" como "las personas". El lenguaje es suficientemente rico y ofrece alternativas para todo, así que no vale poner el ejemplo de la pesadez de escribir "alumnos y alumnas" o "señoras y señores", pues hay otras alternativas.

Tú misma lo dices, el lenguaje es reflejo de una cultura y no al revés. Si nuestra cultura es machista y androcéntrica, esto se verá reflejado en nuestro lenguaje, pero si nuestra cultura deja de serlo, necesariamente se tendrá que reflejar en el lenguaje, entre otras cosas. Se ha avanzado mucho en los últimos tiempos, han cambiado leyes, se han abandonado estereotipos, y un largo etcétera, aunque todavía falte mucho. ¿Por qué va a quedarse el lenguaje anquilosado?

Y que tú no te sientas excluida no significa que el resto de mujeres piensen lo mismo. Yo sí me siento excluida cuando se nombra en masculino, y eso no es mi problema en exclusiva, sino que también lo es de la persona que intenta comunicarse conmigo. Si yo me dirijo a un grupo de personas, lo último que espero es que haya gente que se sienta excluida, pues eso significa que hay personas de ese grupo a las que mi mensaje no llega, no lo hace con suficiente claridad, o se siente molesta con el mismo. Desde la posición de comunicadora sería algo que me preocuparía. La comunicación es de dos, de quien emite el mensaje y de quien lo recibe.

Bueno, Loly, me gustaría que simplemente probaras utilizar un lenguaje no excluyente. Como profesora de Lengua y Literatura seguramente tendrás recursos más que suficientes para darle vueltas y requetevueltas al lenguaje y encontrar expresiones incluyentes que sean mucho más "económicas" que las excluyentes que se utilizan habitualmente. Anímate. Por probar no pasa nada. Yo empecé así, como quien no quiere la cosa, y sin quererlo me di cuenta de que lo que realmente suena mal es el lenguaje sexista, y no el que oculta a las mujeres.

Un saludo
Loly dice:
Yo sigo sin estar por la labor de quemar cartuchos en esto, prefiero hacerme ver de otra forma, no con exigencias. Repito, el lenguaje es reflejo de una cultura y no al revés, por más que a Lola le encantara poder dominar al mundo desde el lenguaje, va a ser que no. Es la actitud, no el lenguaje, lo que hay que cambiar, el lenguaje vendrá por sí solo. Pero hoy por hoy resulta irrisorio duplicar sujetos y objetos

Lola dice:
A Lola no le encantaría dominar a nada ni a nadie, a no ser jugando con unas esposas con alguien de mucha confianza, jejejeje.
A Lola sólo le gusta oír cuando la nombran. Verme, se me ve desde hace mucho. Lola nombra el femenino siempre que puede y cuando no puede, no le pasa nada.
Lola hace muchos años, pero muchos, que sabe lo que vale, que no necesita en lo personal una ley de igualdad como la pionera que tenemos en Andalucía, pero Lola agradece que exista esa ley porque así puede ayudar y ayudarse con mayor holgura.
Además, Lola se aburre de repetir que tiene cartuchos para quemar en esto y en mil cosas más, aunque su manera de hacerlo no es disparando, sino amando lo que es y lo que puedo haber sido y no es. La actitud de Lola cambió en primero de bachillerato antiguo, a los diez años, cuando le dijo a su madre que nunca más limpiaría los zapatos de su hermano antes de ir al colegio, ni al volver.
Puede ser que, en lo personal, el único cartucho que me quede por quemar sea el del lenguaje, de ahí mi tranquilidad. No tengo miedo de quedar mal, no quiero hacerme la indiferente para que ellos (y vosotras) no os enfadéis conmigo por pedir lo que es mío.
Y en definitiva, como sí que creo que poco a poco todo será más "normal" y estas discusiones acabarán siendo más soporíferas de lo que son, espero llegar a vieja y ver a mis hijos (dos varones adorables) viviendo sus relaciones personales y de pareja de otra forma, más libre, sin la carga enorme de ser valientes, fuertes y ricos para mantener a las que no quieren ser nombradas porque trabajan mejor en la sombra, echándole la culpa a otros de sus problemas. Porque todo está relacionado, lo queramos ver o no, y el lenguaje, válgame el cielo, también. Porque si no fuera tan importante, ¿para qué íbamos a discutir?
Yo insisto; ¿de qué tenemos miedo?
Y porque vengo mu cansá, que si no haría una lista de todas las palabras ofensivas que hay sólo en esta cadena de mensajes, y vamos... que si esto remueve cimientos, es por algo, no cuela que sea sólo gramática y economía. En tiempos de crisis, tiremos la casa por la ventana, hagamos cosas diferentes e inventemos nuevas formas y mejores de vivir, hombres y mujeres, juntos y revueltas, admirándonos unos y otras y no machacándonos ni compitiendo.
Amando profundamente a los hombres de mi vida, y respetando a las mujeres que no piensan como yo, exijo lo que es mío y eso no me convierte en una tarada, ni de coña.
Abrazos mil.
Lola, eres muy suceptible, yo no recuerdo haber hablado de miedo, pero entiendo, por lo que cuentas, que luches deseperadamente contra todo atisbo de machismo, a mí jamás me hicieron limpiar los zapatos de nadie, en casa de mis padres (¿debo decir progenitores o de mi mamá y de mi papá?) las mujeres éramos mayoría (hasta que nos casamos), si te interesa - aunque lo dudo- en mi casa mi marido hace su parte de tareas y yo la mía, él no me ayuda, sencillamente es cosa suya. Yo lucho para que una frase como "yo le ayudo a mi mujer en las tareas de la casa y con los ñiños" desaparezca, pero no me paro en géneros lingüísticos, simplemente, creo que voy más directamente a la raíz.
Creo notar -aunque obviamente puedo estar equivocada- que te sientes ofendida por mis palabras, y de todo corazón que lo lamento, abandono el tema que tantas ampollas levanta, no vine aquí para herir a nadie.
Lola, no creo haberte dicho "tarada" ni ningún otro insulto por el estilo, me entristece enormemente que te lo tomeslo interpretes así.
Como tú dices, no vamos a seguir aburriendo con este tema aunque podría decirte muchas más cosas referentes a tu última intervención, de la cual me reservo la opinión, por mi parte basta.

Un abrazo sincero.
Tranquila Loly, no me siento ofendida en nada, de corazón, porque no me veo reflejada en los atributos negativos que se han escrito en este y otros mensajes parecidos. No tú, cualquiera. Es cierto lo que cuentan de que las ofensas son del que ofende, salvo que tú te las quieras quedar, y no es mi caso.

Tampoco espero que me entiendas, como yo no te entiendo a ti. De miedo hablo yo. Del miedo de las mujeres. Un miedo que a veces ni vemos, pero que está. Y del miedo de los hombres, que aunque no lo vean, está.

Lee a María, ella lo explica muy clarito (lo del lenguaje), y sin complicarse tanto como yo, que lo llevo algo más allá.

Beso enorme y todo mi afecto ;-)
Cómo me gustan vuestros debates y cómo refuerzan mi deseo de que seamos nombradas.

Cada vez que cae un texto en mis manos que evita el lenguaje sexista se me abren las puertas, me acerco hasta tocar a la persona que escribe sintiendo una, diría yo que, hasta peligrosa afinidad. Cada vez que tengo que seguir leyendo sobre alumnos, maestros y hombres de bien, el muro crece y crece y por supuesto no llego, me falta el oxígeno.

Porque yo lo vivo, lo llevo dentro, lo disfruto cada vez que que descubro en alguien la sensibilidad de nombrarnos, de visualizarnos. Porque nace de la premeditación, del esfuerzo, del salirse de la fila que dicen por ahí ...

Y yo que no tengo dos hijos como Lola sino un Ismael y una Violeta siento que merecen tener nombre para no confundir, para precisar ya que el lenguaje sexista es especialmente confuso. Y siento que Violeta a sus 6 años también lo necesita cuando le pregunta a su profe si las niñas también puden usar la pista deportiva que hoy han asignado a los niños de su clase. Otra cosa distinta será que los niños les permitan a ellas usarla.
Sus opiniones son grandes! Soy estudiante y estoy aprendiendo mucho de sus discusiones. Excelente reflexión.


______________________

cuidado personal

Responder a debate

RSS

Foro

La enseñanza con las nuevas tecnologias, ¿es hoy mejorable?

Iniciada por Modesto Vega Alonso en Proyectos 22 Abr.

Divulgación de la Música como Arte

Iniciada por Pedro Jiménez Ponce en Buenas prácticas 2.0 19 Abr.

Ofrece tu blog... o tu sitio web 904 contestaciones 

Iniciada por Antonio Ruiz en Buenas prácticas 2.0. Última respuesta de Anthony Enríquez 14 Nov 2019.

Difunde y comparte tu Buena PrácTICa 2.0 73 contestaciones 

Iniciada por Antonio Ruiz en Buenas prácticas 2.0. Última respuesta de Anthony Enríquez 14 Nov 2019.

Disco duro virtual:Subir nuestro archivos a la red 1 contestación 

Iniciada por Victor Rafael en Varios. Última respuesta de Delia 30 Mar 2018.

Miembros

Distintivo

Cargando…
Licencia de Creative Commons
Lo publicado está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0.

2020   Creado por Red Social INTEF.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio