Me invita un periodista a comentar una entrada en su Blog. dirige un programa de radio de gran audiencia y al tratar temas de educación, entre otras cosas dice:

"Afortunadamente, el pensamiento único agoniza. ¿Tienen demasiados días sin clase alumnos y profesores o hay que ampliarlos? (¿constituye “vacación” para el educador lo que se interpreta por tal no siéndolo?). Más. ¿Han de llegar los chavales educados de casa por papi & mami o también hay que instruírles en el cole (qué tiempos aquellos del pantalón corto y las pinturas “Alpino”, sí), el instituto e incluso la universidad?. Más. Nunca resultó fácil el vocacional oficio de profesor. Y en los tiempos actuales, menos. Tambaleada su autoridad en el aula, se ha pasado del todo a la nada: sociedad pendular, ¡fuera el término medio!. La educación es hoy, ayer, mañana, materia trascendente. Y cada actor del reparto tiene cuota parte de responsabilidad en ella (en el 10 o el 0 de turno). Más. Demasiados padres permanecen de espaldas –por sus intensas jornadas laborales o, simplemente, por comodidad- a algo que obliga a estar siempre muy atento: el desarrollo formativo y el proceso de socialización de los hijos. Muchos sólo acuden al centro educativo si existe algún problema con el chaval. Si no, ni se les ve el pelo. Consecuencia: el heredero va a estudiar cada día y se supone que estudia. Se supone, como el valor en la mili. El panorama, salta a la vista, es complejísimo. Pregunta de remate final. Cuando llegan los suspensos, ¿quién debería levantar el dedo para asumir la culpa del fracaso?. Cae el telón. Javier Rodríguez. "

Blog del programa

 

Yo le contesto:

Comienzo por lo de que "el pensamiento único agoniza". No estoy muy de acuerdo con que sea así, aunque debiera serlo. En muchas ocasiones vamos hacia el pensamiento único por eso de que "el que se mueve no sale en la foto". Disciplina de partido, comodidad al seguir las sendas abiertas y muy transitadas, problemas al ser discrepante,... todo conduce al pensamiento único.
Sobre el calendario, no es un debate que me importe mucho. Creo más en la calidad que en la cantidad, en las metodologías adecuadas que en "llenar días y horas". Me preocupa más cuantos minutos son cada sesión de una materia que el número de horas anuales. Dependiendo de si son sesiones largas o cortas el tipo de educación es de una manera u otra. Esto ocurre como con la economía, no se trata de trabajar más horas si no de que se trabaje mejor (productividad).
Sobre las familias, decir que mi experiencia, puede que no sea extrapolable, es que las familias confían en la escuela, participan en lo que pueden y se implican.
Sobre la autoridad de los maestros y maestras manifestar que tenemos la que nos ganamos, la que se adquiere con el prestigio personal, con el trabajo serio, con la cercanía a nuestro alumnado y a sus familias.
Lo que me gustaría es abandonar los discursos nostálgicos y generalizadores de "cualquier tiempo pasado fue mejor", "las familias no colaboran", "los niños y niñas son vagos, maleducados,...", "el profesorado está quemado", fracaso, desilusión,...
Tengo la impresión de todo lo contrario y no vivo "en los mundos de Yupi", doy clase todos los días del curso desde hace 33 años y cada día tengo más ilusión por la profesión.
Y una última cosa, encuentro a mucha gente con bastantes años con muchas ganas y a los jóvenes que se incorporan a la docencia muy preparados.
Casi seguro que estoy equivocado en todo lo que digo, pero al menos no va en la misma corriente de pensamiento único y puede generar controversia.

 

¿Y vosotros que pensáis?

Visitas: 93

Respuestas a esta discusión

Pues estoy de acuerdo compañero. Ya somos dos los equivocados (cómo mínimo).

 

Yo llevo más de 30 años dando clase i me lo sigo pasando bien, los alumnos me respetan, los que me he ido encontrando despues de muchos años recuerdan el tiempo que compartimos como un tiempo que no olvidaran (en el buen sentido).

 

Estoy harto de oir comentarios despectivos hacia los alumnos, propuestas de disciplina entendida como sanción y obediencia impuesta, pero corren malos tiempos para salir del pensamiento único al que haces referencia.

 

En los medios de comunicación vende más la noticia desagradable aunque sea minoritaria que el análisis sereno de las causas y soluciones a los problemas actuales de la educación. Eso si leugo se llenan la boca diciendo que es muy importante para un pais.

 

Me alegro de encontrar espacios donde compartir ilusiones.

 

Saludos

Me ilusiona ver que al menos uno está de acuerdo conmigo. Pensaba recibir un aluvión de críticas (todavía es posible que lleguen). También hay que pensar que los docentes que se meten en un foro como el presente no son muy representativos de la profesión. ¿No?
Yo también sigo teniendo ilusión después de algo más de treinta años en la escuela. Sigo queriendo hacer cosas nuevas y distintas en clase, organizar espacios y rincones en el aula, motivar a los chavales para que hablen, para que cuenten sus vivencias, descubrir sus intereses para desde ahí intentar desarrollar mi trabajo. Es verdad que, al menos en mi caso, es un trabajo un poco solitario, pero ya estoy acostumbrado y si, en mi colegio, no tengo mucha gente con quien compartirlo, afortunadamente tengo foros como éste donde voy conociendo a personas como vosotros que segúramente nunca habria conocido de otra manera. Gracias por estar aquí.

Siento no poder contar mi experiencia propia en el asunto, ya que yo doy clases de posgrado y a gente que ejerce determinadas profesiones, y por tanto están ya muy motivadas hacia los asuntos que intentamos compartir en el aula.

Pero si que he tenido contacto con decenas de maestros y profesores de todos los nivel y con diferentes prácticas educativas.

Mi sensación, que no mi conclusión (aún no lo he estudiado con toda la tranquilidad que el tema exige), es que hay una dos factores determinantes:

  • Los profesores de primaria: tienen mayor libertad y continuidad en su labor. Pueden organizar su clase de manera diferente y alternativa. Experimentan mas. Están mas abiertos a nuevas posibilidades educativas. Ellos pueden intervenir en la definición del currículo de manera bastante determinante. Además la pedagogía y la didáctica ha formado parte fundamental de su formación.

Consecuencia: el porcentaje de optimistas es bastante alto. Encuentras a muchos maestros enamorados de su profesión. Se mira más al futuro que al pasado, en muchos casos.

  • Los profesores de instituto: No estudiaron su profesión pensando en ser enseñantes (la enseñanza ha sido una alternativa impuesta por las circunstancias). Su formación pedagógica se limita al nefasto CAP (una decima parte de formación en didáctica que en otros países, como Finlandia). La organización de sus clases está condicionada por el sistema de “reinos de taifas” que impera en secundaria, con tres horas a la semana y cero coordinación y continuidad. Como colofón, por si alguien quería sacar los pies del plato, el objetivo de superar la selectividad determina el currículo y limita cualquier camino alternativo. Los únicos profesores de secundaria que he encontrado haciendo cosas realmente interesantes lo hacían con alumnos que ya estaban desahuciados para la selectividad.

Consecuencia: Tienen muy difícil llevar a cabo proyectos didácticos activos y colaborativos por la forma de organización en los institutos. Además, carecen de los recursos didácticos para afrontar modelos alternativos. Se encuentran con alumnos críticos que no aceptan de buen grado un modelo impositivo en el que nadie se encuentra a gusto. Los profesores que no son capaces de armar unas clases motivadoras acaban viviendo un infierno y añoran el “ordeno y mando”, porque es la única solución que conocen y vivieron en su experiencia como alumnos. Los profesores que encuentran caminos activos y colaborativos encuentran alumnos motivados colaborativos y “enamorados” de su profesor.

Respeto al asunto de la implicación de la familia me parece que merece ser tratado de manera separada.

¡Voy a enmarcar tu reflexión! Más bien tendría que decir, sacar del marco y difundirla. Sobre todo lo que afirmas sobre Secundaria. Hay profesorado de Secundaria maravilloso, esos que son activos y afrontan proyectos alternativos y que no tienen problemas de "disciplina". Una de las claves de la educación, ahora y aquí, está en la formación inicial y la selección posterior... del profesorado de Secundaria.

RSS

Foro de discusión

¿Utilizais el cine como herramienta didactica? 8 contestaciones 

Iniciada por dleiva. Última respuesta de Cristián Pino Molina 26 Dic 2013.

el congreso del mcep y el taller de tecnologia educativa 1 contestación 

Iniciada por Juan Fernandez Platero. Última respuesta de javier casado 15 Jul 2013.

Gianni Rodari 3 contestaciones 

Iniciada por javier casado. Última respuesta de javier casado 5 Mar 2013.

Correspondencia Escolar utilizando la Web2.0 13 contestaciones 

Iniciada por dleiva. Última respuesta de Manuel Castellano Roig 28 Dic 2012.

Miembros

Distintivo

Cargando…
Licencia de Creative Commons
Lo publicado está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0.

2021   Creado por Red Social INTEF.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio