Os recomiendo la lectura de este artículo de El País, esta vez más interesante que el anterior que envié.

¿Todavía no ha cambiado de paradigma?

Se trata de una entrevista a EDWARD DE BONO, experto en técnicas de pensamiento creativo e innovador.

Esta es una parte de la entrevista:

Toda la energía que no destinamos a construir nos destruye. Por eso ir en contra de algo no tiene ninguna utilidad. Lo que funciona es el diseño y la creación de alternativas útiles y eficaces orientadas a la resolución de conflictos y problemas. Y no hay nada que genere mayor creatividad que ver las cosas tal como son en vez de como nos gustaría que fueran.

La entrevista no está orientada al tema educativo, pero pienso que se puede aplicar perfectamente lo expuesto al necesario cambio de paradigma que requiere la educación para adaptarse a los nuevos tiempos y necesidades.

¿Cómo lo veis? ¿Dispuestos a usar el pensamiento lateral para explorar modelos de cambio?

Visitas: 185

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Totalmente de acuerdo: faltan mecanismos de autocorrección en nuestro sistema educativo. Cuando pasan estas cosas, algo falla, y algo habría que cambiar para que no sigan ocurriendo.
Creo que no debería haber funcionarios en la enseñanza. Así de simple. ¿Qué tenemos ahora? Un sistema en el que lo único que cuenta es la antigüedad, en el que no se pueden formar equipos compenetrados, donde no se tiene en cuenta el factor humano. Y cuando digo que el consejo escolar debería poder seleccionar a los profesores directamente siempre hay alguien que te dice: ¿y los favoritismos?
Hace unos dias llegaron unos compañeros de un intercambio en Alemania. Allí se elije a los profesores previa presentación de currículum y entrevista. Después de tres años de prueba te hacen fijo. ¿Para cuando un movimiento que pida la supresión del funcionariado en la enseñanza?
Por los mismos motivos que cuentas, no deberían haber funcionarios, pero en general, en ningún sector.

Yo sí quiero una educación pública, y por lo tanto profesores funcionarios, que hayan superado una oposición. En mi opinión, son los procesos como la selección de los funcionarios, y otros de gestión de la educación los que deberían cambiar, porque son los responsables de que muchos educadores tengan las manos atadas para mejorar su práctica. Pero cambiar los procesos no implica destruir su existencia.

Hace poco leí en un blog que en países como Inglaterra se había estimulado la inserción de físicos como docentes de física y química, y que "para cuándo" el Colegio de Físicos iba a iniciar una actividad similar... que aquí todos los profesores de física y química son químicos. Pues bien, pero ahí no está el problema. ¿Muerto el perro se acabó la rabia? Pues te vas a quedar sin perro...

Con esto quiero decir que hay profesores maravillosos, porque les gusta enseñar y porque les gusta lo que enseñan... hayan estudiado la carrera que sea y te pague quien te pague: si es la administración, te llamarás funcionario. Cuando logremos una educación pública de calidad, esto sólo será cuestión de etiquetas.
(Por desgracia, nos queda mucha batalla por librar)

Yo cambiaría tu pregunta final por ¿Para cuándo un movimiento que pida el reconocimiento del funcionariado? (con todo lo que ello implica: deberes y derechos)
educación pública, y por lo tanto profesores funcionarios
educación pública= profesores funcionarios? no podría ser pública sin ser funcionarios? ¿Cómo mides la empatía, el "saber estar" delante de una clase de adolescentes, la capacidad de adaptarse en una oposición?
También yo quiero una educación pública.
No digo que sea fácil. En realidad yo creo que es necesario cambiar la formación docente del profesorado. El sistema Noruego es el que más me gusta: 3 años de formación especializada y 2 años de formación docente, que incluyen un año de prácticas con un proyecto final de carrera al estilo de las tesinas de aquí. Los mejores se quedan en los cursos de menor nivel, garantizando la formación de los alumnos desde los primeros cursos... Esto sí es un buen sistema educativo, en mi opinión. Además, no he comentado que para entrar "a la carrera de profesor" (allí tiene la misma formación un maestro que un profesor de instituto), debes sacar las mejores notas posibles, es como aquí para entrar en medicina o fisioterapia.

El CAP hoy en día es un trámite fácil y que no garantiza que los docentes tengan herramientas para trabajar con una clase de adolescentes. Sin embargo, tal y como están las cosas, un sistema de selección que hiciera pasar por un verdadero CAP, de un par de años en prácticas (cobrando un sueldo de becario) seguramente mejoraría el proceso de selección.

Seguro que hay propuestas mejores, ... me encantaría saber las vuestras.
¿Ahora resulta que el funcionariado docente tiene que pagar por el poco apoyo real (aunque en apariencia parece existir) en recursos "emocionales", humanos y materiales que recibe tanto desde la sociedad como desde la propia administración?

El funcionariado docente, y todo el profesorado en general, y al menos lo que veo en Primaria, anda sobresaturado de requisitos y requerimientos que le desaniman y le alejan de lo que verdaderamente debería de ser la brújula educativa: la actitud que está tomando últimamente una enorme cantidad de alumnado. Y pretender que el profesorado, con sólo su imaginación resuelva el problema, es un camino inútil. Se necesitan medios y apoyos realmente eficaces y siempre presentes procedentes también desde fuera de la escuela.

La prueba está en que hoy en día la mayoría de las situaciones escolares complicadas se salvan gracias al derroche de pensamiento lateral por parte del profesorado, y añado, ¡pensamiento lateral de casi todo el profesorado!. No confundamos cosas. El que no nos guste cómo da las clases el compañero de al lado (no olvidemos que el equivocado podría ser uno mismo, por muy moderno pedagógicamente que se sea), no supone que ese compañero no está trabajando al límite de sus fuerzas o de lo que realmente le pagan.

La verdad. Yo veo mucho pensamiento lateral a todo mi alrededor. Puede que no conincida con la forma de aplicar las metodologías, pero es que a la hora de la verdad no se ve que ciertas nuevas prácticas sean tan fáciles de aplicar. Empezando porque, por ejemplo, en el caso de las TIC, no podemos seguir teniendo estas conexiones desesperantes e ineficaces que con tanta frecuencia terminan en naufragio pedagógico. Eso termina desanimando al más animado de los profes. Por ese motivo y otros muchos, no me extraña que tanto profesorado no confíe en el trabajo con las TIC como recurso "diario".Y cualquier solución lateral, la mayor parte de las veces, pasa por dedicar a la preparación de clases horas que nunca se pagan o difícilmente se reconocen. Mal camino es ese.

Habría que empezar por renocer que la inmensa mayoría del profesorado ya está aplicando mucho pensamiento lateral y dejándose literalmente la piel en medio de un entorno sobresaturado de exigencias que le desbordan por todo los lados y a las que difícilmente puede atender en todo lo que sería necesario por muy buena voluntad que ponga.

Basta ya de echarnos tierra encima nosotros mismos. ¡Ya estamos siendo "muy imaginativos, creativos...", pero hasta los docentes más eficaces necesitan de ayudas reales y no de papiro!
Pues es cierto, en cierto modo...

En mi caso, durante casi dos años estuve trabajando sin descanso como coordinador TIC en mi centro con una asignación horaria semanal de dos sesiones (el mismo tiempo, o menos, que la mayoría del profesorado se dedica a leer la prensa y otros asuntos por el estilo).

Naturalmente, ante la insuficiencia horaria y la imposibilidad de atender a mis 45 compañer@s, ya que prácticamente tod@s están en sus aulas en esas dos sesiones, decidí confeccionar un blog para coordinar la incorporación de las TIC en el centro. Las horas dedicadas a ello las tomé prestadas de mi horario personal en mi casa con la esperanza de que el profesorado fuese siguiendo las indicaciones, sugerencias y ayudas proporcionadas en dicho blog. Los resultados fueron absolutamente ridículos en proporción a mis esfuerzos.

Pensamiento lateral primero: el blog no es suficiente porque casi nadie lo sigue, por lo cual decidí, sin abandonar el blog, abrir un wiki colaborativo y después una web dinámica donde todo el profesorado, alumnado y familias pudiese participar. Construidas estas nuevas herramientas colaborativas con muchas más horas de trabajo en casa, observé que casi nadie publicaba contenidos en ellas. Seguía sin existir colaboración.

Pensamiento lateral segundo: ante el fracaso del blog, del wiki y de la web dinámica, sin abandonarlas, opté por abrir una ning para el centro con la intención de que el profesorado desde sus casas y yo desde la mía abordásemos la necesaria formación TIC básica que permitiese una mínima incorporación de las TIC en las aulas. El resultado fue más de lo mismo: escasísima implicación, mucho trabajo por mi parte y casi ninguno por parte del profesorado (la mayoría ni siquiera se unió a esa ning).

Pensamiento lateral tercero: como el profesorado, en general, "pasa" de las TIC y yo no dispongo de tiempo real "in situ" para enseñarles cuatro cosas básicas, decidí dejar de atender el blog de coordinación, el wiki y la web dinámica.

Ahora me dedico a construir TIC para mi alumnado, a incorporar las TIC en mis clases. Y me va bien. Todo el trabajo que realizo en mi casa tiene una aplicación práctica en el aula.

Creo que estoy aplicando ese pensamiento lateral que me lleva a ver las cosas tal como son.

Además, ir en contra de una administración que no apoya la incorporación de las TIC en las aulas, que no proporciona medios, ni formación, ni horarios... no tiene ninguna utilidad.
Llevas mucha razón en todo.

Cuando uno sufre en las propias carnes tanta incompresión y falta de apoyo, es muy importante reflejar las cosas tal como son y reorientar los esfuerzos hacia donde realmente son productivos y personalmente gratificantes.

También me muestro comprensivo con los docentes que ya bastante tienen con dejarse la piel aún sin aplicar mucho las TIC. Algo está pasando para que no se animen. Miremos las cosas tal como son y pidamos que los apoyos eficaces (no de cualquier tipo) empiecen a llegar de verdad.

Pero sobre todo, me alegro que te vaya bien con esas nuevas decisiones que has tomado para tu aula. ¡Te lo mereces!
Interesantes y abiertas cuestiones.

En primer lugar, que dejemos de ser funcionarios (imagino planteado por alguien de centro privado). Hay que suponer que eso aseguraría la eficiencia,medida no sé en función de qué variables (en España parece que, de momento, es el número de suspensos y los papeles que rellenas). No lo tengo claro. Lo que es un hecho es que trabajan más en un centro privado porque, simplemente, se les "explota" más lo que no significa que las clases se den mejor.

Me parece estupenda la autocrítica. Somos un colectivo con tendencia al corporativismo (sobre todo delante de nuestros clientes) que apenas es evaluado externamente. La cuestión es el cómo. Eso es lo que habría que discutir.

Llorar sobre las TIC (esta web está especializada en ello) está bien siempre que implique exigir más recursos. Ahora bien, éstas no son necesarias para construir educación. No confundamos nuestro amor por las maquinitas y el software último con su básica necesidad.

No mandar tareas para casa -se dice-. Será que hay poco que hacer en clase en cuestión de temario. Por lo general, en secundaria, los temarios son demasiado amplios y generalmente inabarcables. La opción del "aprender a aprender" y enseñarles procedimientos básicos pero apenas contenidos me parece una estupidez que condena a los alumnos que deseen seguir avanzando. Creo que la solución está en el equilibrio, alternando alguna actividad en clase con trabajo para casa más abundante que luego, a su vez, se desarrolle en el aula (las potencialidades de la corrección son enormes). Si a los alumnos no les motiva trabajar no podemos justificarlo diciendo que eso es debido a que las actividades son poco amenas y de su gusto.
Como insinúas, ciertamente hay un problema más fundamental que el de si tener o no maquinitas: es el de las actitudes de nuestros alumnos actuales ante las tareas escolares y el estudio, se usen o no medios TIC o sean o no más entretenidas las actividades que se proponen. ¿No les estaremos intentado mostrar una cara demasiado light del estudio? Siempre tendrán una ventaja añadida en la vida aquellos alumnos que se esfuercen escolarmente y estén habituados a sobreponerse a estas dificultades; eso difícilmente cambiará.

No obstante, se trata también de un problema de igualdad. O todos tenemos los mismos medios y oportunidades, o siempre existirá una brecha entre los que sí tienen esos medios y los que no. Ese es, quizás, el verdadero problema con el tema de los medios TIC o no TIC existentes.

Responder a debate

RSS

Foro

Ofrece tu blog... o tu sitio web 904 contestaciones 

Iniciada por Antonio Ruiz en Buenas prácticas 2.0. Última respuesta de Anthony Enríquez 14 Nov.

Difunde y comparte tu Buena PrácTICa 2.0 73 contestaciones 

Iniciada por Antonio Ruiz en Buenas prácticas 2.0. Última respuesta de Anthony Enríquez 14 Nov.

Disco duro virtual:Subir nuestro archivos a la red 1 contestación 

Iniciada por Victor Rafael en Varios. Última respuesta de Delia 30 Mar 2018.

Retos de la sociedad del conocimiento 40 contestaciones 

Iniciada por Ferran Ruiz Tarragó en Metodología. Última respuesta de Arquimedes José Mundaraín Rojas 13 Dic 2017.

EDUCACION GRATUITA EN URUGUAY

Iniciada por Norma Borges Perdomo en Proyectos 13 Feb 2017.

Miembros

Distintivo

Cargando…
Licencia de Creative Commons
Lo publicado está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0.

2019   Creado por Red Social INTEF.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio