Una vez acabada la educación primaria en un colegio bilingüe, la continuidad lógica es asistir a un instituto que también lo sea; pero se plantean distintos problemas e incongruencias. Uno de ellos es la diferencia en el dominio de la segunda lengua de los distintos alumnos, bien porque no hayan alcanzado el nivel necesario en la educación primaria, bien porque procedan de un colegio que no era bilingüe. En previsión de esta situación, estos institutos están divididos en dos secciones: el Programa bilingüe y la Sección bilingüe. En la primera de ellas el bilingüismo se reduce a impartir una hora diaria de inglés, además de la tutoría y alguna otra asignatura, mientras que en la segunda la mayoría de las asignaturas, salvo Lengua y Matemáticas, se imparten en este idioma. Para formar parte de esta sección, que es la que más se aproxima a lo que se podría considerar enseñanza bilingüe, es necesario haber superado la prueba final de primaria o acreditar que, como mínimo, se tiene el nivel que en ella se exige.

Esto supone una forma sutil de selección, ya que se agrupa a los alumnos según demuestren o no ciertas habilidades o tengan ciertas competencias; en este caso, el dominio del idioma, aunque podría hacerse lo mismo con el manejo de las matemáticas, en el supuesto de que alguien diseñara algo parecido a unos institutos científicos, o con las habilidades deportivas, si es que se llegara a considerar que el ganar muchas medallas en unas olimpiadas proporciona algún tipo de ventaja internacional. De alguna manera esto se contradice con el diseño general de lo que debe ser una educación inclusiva en la educación obligatoria.

http://www.otraspoliticas.com/educacion/bilinguismo

Visitas: 52

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Internet en el Aula para añadir comentarios!

Participar en Internet en el Aula

2021   Creado por Red Social INTEF.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio