En Bolivia en todo este tiempo, la educación escolarizada fue el instrumento ideológico, de alienación y enajenación. En los siglos xix, xx e inicios de este siglo, el sistema educativo nacional estuvo manejada y orientada bajo el enfoque de integración de la población indígena, originario, campesina y popular a una ilusoria sociedad moderna que supuestamente iba a resolver los problemas de pobreza, inequidad, discriminación y racismo que imperó desde la colonización y durante toda la vida republicana.

Es recién desde la instauración del estado unitario social de derecho plurinacional comunitario, que se proyecta desde las raíces y realidades socioculturales del país una política educativa orientada hacia la transformación educativa y de la sociedad boliviana hacia su autodeterminación.

Vivimos la Revolución Democrática y Cultural, cuya finalidad constituye el VIVIR BIEN; alcanzarla implica desarrollar procesos de enseñanza y aprendizaje que se  constituyan en pilares del Plan Nacional de Desarrollo y enraizar en cada uno de los docentes, no sólo la esperanza del cambio, sino la concreción de la transformación de la educación en todo el Sistema Educativo Plurinacional. En esa base material, se sustenta la Transformación de la Formación de Maestros y Maestras del Estado Plurinacional.

¿Será posible que todo este proceso de revolución educativa que tiene que ver con aspectos sobre todo económicos e ideológicos,  pueda trascender e ir más allá del nuevo discurso?

Visitas: 41

Archivos adjuntos

Responde a esto

2021   Creado por Red Social INTEF.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio