ArmaInformeUruguay.doc

La columna de la Lic. Norma Borges.

Les invito a hacer un alto, en el camino de la vida, y reflexionar por un momento cómo la politica de evasión contenida en la filosofía estoica, se introdujo en la Dictadura Uruguaya, entre los años 1973-1985.
La Dictadura Uruguaya o la muy mentada , “Doctrina de la Seguridad Nacional”, cierra todos los espacios a la acción: político-social,  que es transformadora del ciudadano civil. Ella no está pensada en tal sentido, ni podría estarlo so-pena de desvirtuarse. Por tanto el individuo civil es confinado a la inacción social y en todo lo posible tambien  mental.
La vida y el destino de un país o nación quedan arbitrariamente, en manos de un grupo de “señores” designados a puerta cerrada, para imponer tal ideología.
“El Ejercito, las Fuerzas Armadas, señores, son ante todo, la  salvaguarda de lo permanente” (1) “porque la razón, la verdad y la justicia  están de nuestro lado” (2) “todo el que se oponga al orden verdadero será subersivo” (3) el ciudadano “debe tener muy clara una Doctrina Nacional pues  necesita una conformación ética excepcional, para cumplir un día  y otro día, y todos los días, la obligación de cada día, que nos conducirá a la meta querida... el hogar primero, el lugar de estudio o trabajo después, serán la forja de nuestra felicidad futura... Esta  doctrina es el único antídoto capaz de neutralizar la infiltración   ideológica a la que estamos constantemente expuestos” (4).
El modo de acceso al poder “las FFAA irrumpieron legítimamente  a la vida política nacional en 1973... Fue en defensa de la democracia que se sustituyó posteriormente al presidente constitucional” (5) “el Poder Ejecutivo acciona a través de los mandos militares” (6) "para reprimir futuras acciones se volvía indispensable diseñar y cumplir permanentemente toda una omitida acción social, económica, educativa y moral...” (7).

Son muchísimos los puntos que estos fragmentos descubren, pero solo haré mención  de algunos de ellos.
A la población (año 1973 a 1984) se le exigía una fuerte cuota de docilidad, silencio, aceptación de su irrupción.
En primera instancia de lo que consideraban era su misión salvadora y endiosada, y en segundo termino la obediencia ciega de civiles y subalternos, a un “orden” que segun ellos  “legitimamente” ha “irrumpido”.
En el transcurso de los once años del régimen  dictatorial, la docilidad reclamada, podría decirse que funcionó en forma parcial, a base de engaños, ocultamiento y fusil. En lo que se refiere a la obediencia no tuvieron tal parcial suerte,  y de aquí las palabras de Epitecto: con las armas no se gobierna.  
Lo que sí existió fue una actitud resignada e individualista, que se tradujo en inmovilización social.
La actitud pasiva del grueso de la población hay que verla en un doble aspecto: por un lado una fuerte represión y por el otro lado el desconocimiento de lo que realmente sucedía, (un aparato dirigido a lo psico-social, hurtos, torturas, violaciones, desapariciones, muertes). Por tanto se desemboca en la recurrencia, -de parte del individuo- a una filosofía de evasión que ya estaba subyacente.
El estoicismo contiene endulcorantes reconmendaciones para la obtención de una vida, virtuosa, prudente, bénevola, no irritable, valores estos conocidos por la población. Por otro lado se encuentran las recomendaciones de los generales, remarcando la atención y el cuidado para con la familia, el trabajo, o el estudio, en forma genuflexa. Este fue un argumento recurrente que utilizara el dominador para la consecución de sus fines; esto es, aislar al ser humano, minimizar su espectro de acción.
Así fue que el ciudadano se refugio en su casa. Pero no es posible realizarse, crecer, Vivir, en forma aislada. De ésta forma los antivalores se filtaron, y mezquinizaron al ser humano, pues la sociedad más perfecta es aquella que imperfectamente construimos entre todos.
Pero la actitud evasiva, no borró de la memoria colectiva los ideales de libertad y democracia. Es así  que en el  año 1980 dijo NO a una propuesta del gobierno usurpador de modicificar la Constitución de la República, iniciandose así el comienzo del fin para esta casta, que hasta el día de hoy, presos algunos de ellos, siguen negando haber cometido aberraciones injustificables para la humanidad.

Visitas: 71

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Internet en el Aula para añadir comentarios!

Participar en Internet en el Aula

Foro

Ofrece tu blog... o tu sitio web 902 contestaciones 

Iniciada por Antonio Ruiz en Buenas prácticas 2.0. Última respuesta de Juan Lazo Miranda 11 Sep 2018.

Disco duro virtual:Subir nuestro archivos a la red 1 contestación 

Iniciada por Victor Rafael en Varios. Última respuesta de Delia 30 Mar 2018.

Retos de la sociedad del conocimiento 40 contestaciones 

Iniciada por Ferran Ruiz Tarragó en Metodología. Última respuesta de Arquimedes José Mundaraín Rojas 13 Dic 2017.

EDUCACION GRATUITA EN URUGUAY

Iniciada por Norma Borges Perdomo en Proyectos 13 Feb 2017.

MAPA INTERACTIVO Las LLaves del Clarinete

Iniciada por Prof.Manuel Gago Fernández en Herramientas 4 Ene 2017.

Miembros

Distintivo

Cargando…
Licencia de Creative Commons
Lo publicado está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0.

2019   Creado por Red Social INTEF.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio