El clima organizacional o laboral es uno de los factores que más aporta al logro de mejores resultados, en una escuela en la cual ya opera una adecuada disciplina laboral.


Entendemor por clima organizacional  el conjunto de variables que incide en la forma como percibimos y nos sentimos en relación a nuestro  y a las circunstancias en las cuales lo llevamos a cabo. En nuestras escuelas y liceos estas variables incluyen, por ejemplo, el  de supervisión que ejerce el director, la relación que establece con su  y las reglas  que fija para el trabajo , por lo que estos temas están inevitablemente ligados.

Lógicamente también lleva implícita  una dimensión personal: somos nosotros, con nuestra esencia  y peculiares características, quienes reaccionamos con agrado, rebeldía, frustración, indiferencia o angustia ante un estilo de supervisión bien sea autoritario o  permisivo; yo diría en un clima equilibrado donde todos los actores del hecho educativo nos sintamos protagonistas en el buen sentido de la palabra,  donde nos sintamos cómodos en nuestras escuelas y liceos  y no hostiles de llegar a nuestros lugares de trabajo. 

Cuando creemos en nuestro proyecto de escuela o  liceo , cuando nos sentimos tomados en cuenta ,reconocidos en nuestro accionar como docentes formadores, apoyados y a la vez desafiados por nuestros directivos, cuando todos los que integramos el equipo de trabajo en las instituciones sentimos que nuestros sueños convergen en uno solo  damos mucho más ,es inimaginable cuanto. Damos tanto que los escasos recursos con que a veces contamos se magnifican, lo pequeño se hace grande y esa humilde aula donde formamos e impartimos conocimientos la convertimos en un hermoso recinto ,con recursos de alta tecnología, amplia, iluminada ,con cómodos pupitres. Los multiplicamos basados en nuestro ingenio y creatividad  y si eso lo hacemos de manera colectiva nuestro trabajo será mejor cada día.  Y nos permite vencer los  obstáculos.

Todo lo contrario ocurre cuanto trabajamos en climas reprimidos, sometidos a presiones, donde la alta gerencia en vez de acompañarnos en nuestra labor y formar parte del equipo se convierte en ese  lider vertical,yoista, castrador que termina minando de estrés el espacio laboral y enfermando a su personal no solo físicamente sino desmotivándonos y haciéndonos caer en desesperanza lo que efectivamente mermará nuestro rendimiento como docentes ,esta actitud es percibida en menor o mayor grado por el alumnado. De ahí la vital importancia de que en las instituciones educativas reine un clima equilibrado, armonioso y cónsono con la loable misión que desempeñamos.

                                                                                                                       Delia Ducreaux

Visitas: 309

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Internet en el Aula para añadir comentarios!

Participar en Internet en el Aula

2021   Creado por Red Social INTEF.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio