"No seré yo la que le quite los garbanzos a tus hermanos", aseveró la anciana mientras se lavaba las manos en la palangana. Angelina dejó de temblar, se echó abajo de la cama y se compuso las enaguas y la falda. " Dios se lo pague señora Unciana, Dios se lo pague". Al salir de la habitación, la sonrisa forzada a su tia confirmaba la buena nueva, participaría del "Peazo Barco". Así se conocía a la finca que la congregación de las Ursulinas había dejado en usufructo a las mozas casaderas del pueblo que superasen el examen de aquella Celestina. No eran muchas las zagalas que podían casar con primogénitos que disfrutasen del derecho de cultivar tierras en régimen de señorio, así que formar parte de las elegidas, de las que superaban tan sui géneris exploración ginecológica, procuraba al menos unas fanegas de garbanzos que aunque allí regados, se vendian luego en el mercado como los mejores cultivados en Valseca y daban para subsistir en la campaña.

La orfandad le había "arreglado el himen" por un momento a Angelina y a la vista de sus vecinos volvía a ser pura, entrando de lleno en situación de merecer.

Los Directores de Andalucía estaremos desde el 1 de octubre en ese "estado de merecer", porque nos han concedido el privilegio de comunicar y administrar las bajas, licencias y permisos de los Maestros, para su sustitución. O lo que es lo mismo, nos venden la moto que nos habían robado. Según ley, siempre ha sido obligación de la administración atender la sustitución de las bajas, pero la gestión administrativa de las mismas había degenerado en tal medida que por la tardanza, las coyunturas económicas y la falta de control de las asesorías médicas, en dos décadas, los/as Directores/as nos hemos dedicado a tapar los agujeros de las ausencias con dosis proporcionadas de ingenio y desesperación. Así que la pretensión de volver a la normalidad, nos la quieren disfrazar ahora de concesión imaginativa y valiente atusando la enagua a los Directores/as en pro de su autonomía. Pues siento decir que si bien el sistema puede ser positivo, no es suficientemente atrevido, me chirría, me produce grima la fórmula en cuestión. Se nos concede a cada Centro un cómputo horario inicial para ir descontando las ausencias. El mismo, se supone que ha sido ideado y fijado en virtud de rigurosos estudios seudo científicos sobre sexo, edad fertil y vientos del norte que soplen trayendo gripes. Y nos dicen que no nos angustiemos, que si agotamos dichas horas podemos pedir una propina debidamente justificada. Pues no es difícil deducir que para dicho viaje "no necesitábamos alforjas". No pongan límite de horas oiga...que haciéndolo propugnan la sensación de que lo que se pretende es una actitud coercitiva de los Directores/as hacia los compañeros/as para que si se ponen enfermos no sea por demasiado tiempo, propicia que evalúen las sensaciones y la sintomatología en función del enfermo, casi como hacía Doña Unciana, e insinúen a los docentes "maleados" que consideren su vuelta al centro aunque sea convalecientes, no vayan a contribuir al agotamiento de las horas concedidas. Me huele que los que administran los recursos humanos sospechan que algunos docentes se suben la temperatura a propósito, se producen hernias discales a voluntad o se sugestionan en exceso con procesos depresivos, porque lo de pensar que las maestras preñan cuando quieren está "demodé" por aquello de la igualdad y la coeducación.

Las bajas las dan los médicos y por tanto lo que diga la Celestina de turno "debe ir a misa". Y tomando esto como una certeza epistemológicamente verdadera, digo yo, ¿no sería cuestión de apostar por una potente plantilla de asesores médicos?. ¿No sería preferible descontar provisionalmente algún complemento específico a los que faltásemos al trabajo, hasta que demostrásemos y justificásemos la ausencia ante dicha asesoría?. Esto ya se hace en otros paises y ¡ vive Dios, que funciona...!. Pues no, aquí siempre hemos sido mucho de Celestinas, de estados de merecer y de garbanzos. No es baladí la definición que de los españoles hacían los generales franceses de Napoleón: "esos tipos bajitos que comen unas bolitas llamadas garbanzos, duermen después la siesta y seducen a nuestras mujeres..." Este sistema puede tener el mismo futuro que la finca del "peazo barco", que no se ha vuelto a sembrar desde los años 50, no se muy bien si por falta de mocitas puras o de Celestinas. No seré yo ninguna Doña Unciana.

Escrito por: Juan Carlos Rico Leonor | Director de Escuela
Etiquetas: Director , de , escuela
Comentarios
1. Pepe Lozano | martes 21 de septiembre de 2010, 19:40 hs
¡Muy bueno Juan Carlos!
Tu post merece el elogio por su clarividencia y por decir aquello que, ahora, la borregada ya no se atreve ni a pensar. Quizás ocurra que ahora todos y todas nos creamos vírgenes y estemos ahítos de garbanzos..
Enhorabuena
2. Mª Carmen Díaz | jueves 23 de septiembre de 2010, 22:03 hs

¡Enhorabuena, Juan Carlos!
Como siempre, magnífico.

3. Manolo Alvarez | lunes 27 de septiembre de 2010, 12:03 hs
Simplemente, maravilloso. Contar las verdades del barquero a la antigua usanza.Tienes la virtud de los antiguos narradores de cuentos, mantienes la atención aunque el tema te sea un poco desconocido. Exquisito.
4. Isabel Martinez Gil | viernes 15 de octubre de 2010, 09:06 hs
Para ¿informarnos? sobre la gestión de bajas, nos reunieron a todos los directores en el hotel Trip (eso sí, este año no hubo desayuno por eso de la crisis), se echaron las fotos, nos dieron un poco de vaselina (piropos,alabanzas...) y ¡por fin! el quinto ponente nos dijo(a las dos de la tarde) como iba a funcionar la cosa (en unos diez minutos) Por si éramos deficientes profundos y no nos habíamos enterado, a las 2:15 subió al estrado la directora de uno de los colegios del "experimento" . Aunque estaba en las primeras filas, me levanté y me fuí a terminar el almuerzo porque, últimamente, mis hijos han cogido la costumbre de comer cuando salen del instituto.
Los/as conocidos/as me preguntaban (asombrados porque no es mi estilo) y yo les contestaba que aunque no me considero una "lumbrera" se leer perfectamente y no necesitaba tanta explicación.
Al día siguiente me llevé una gran alegría al comprobar que mi centro le "debe" a la administración 77 días. Hemos pensado abrir el colegio en Navidad y Semana Santa y llevarnos los alumnos a nuestras casas los fines de semana. La alternativa no nos gusta nada porque supondría que una querida compañera, gravemente enferma desde el curso pasado, habría perdido su batalla. Pienso solicitar sustituto/a para el mes de noviembre (se casa una compañera) y ESPERO que no me digan ninguna TONTERÍA porque cuando me cabreo no soy recomendable.
Un abrazo
Agregar comentario

Visitas: 27

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Internet en el Aula para añadir comentarios!

Participar en Internet en el Aula

Foro

Ofrece tu blog... o tu sitio web 904 contestaciones 

Iniciada por Antonio Ruiz en Buenas prácticas 2.0. Última respuesta de Anthony Enríquez 14 Nov 2019.

Difunde y comparte tu Buena PrácTICa 2.0 73 contestaciones 

Iniciada por Antonio Ruiz en Buenas prácticas 2.0. Última respuesta de Anthony Enríquez 14 Nov 2019.

Disco duro virtual:Subir nuestro archivos a la red 1 contestación 

Iniciada por Victor Rafael en Varios. Última respuesta de Delia 30 Mar 2018.

Retos de la sociedad del conocimiento 40 contestaciones 

Iniciada por Ferran Ruiz Tarragó en Metodología. Última respuesta de Arquimedes José Mundaraín Rojas 13 Dic 2017.

EDUCACION GRATUITA EN URUGUAY

Iniciada por Norma Borges Perdomo en Proyectos 13 Feb 2017.

Miembros

Distintivo

Cargando…
Licencia de Creative Commons
Lo publicado está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0.

2020   Creado por Red Social INTEF.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio