HASLOQUEYODIGO.doc

HAZ LO QUE YO DIGO PERO NO LO QUE YO HAGO
Norma Borges Perdomo

La frase que da título a este punto, ¿curiosamente?, la encontramos en forma casi textual en labios de Séneca,cuando fuera interrogado sobre su hacer y decir en la corte de Nerón. ¿Decís... Por qué nos enseña que se han de despreciar las riquezas presentes y las retiene?... ¿Yo con igualdad despreciaré las riquezas presentes como las ausentes?; lo que sucede es que Yo no hablo de mí, sino de la virtud... ¿Diráseme que hablo de una manera y vivo de otra? (1). Sería muy largo relatar aquí todas las anécdotas existentesen relación con las palabras del equilibrista ideológico deNerón, o con su versión resumida, mencionaré un solo caso a vía de ejemplo, de este tipo de conductas que borran con el codo lo que han escrito con la mano.
Un prominente orador público, con motivo de oficiar en representación del gobierno de facto a fines de ladictadura uruguaya, recibió a un grupo de delegados obreros. Estos reclamaban urgentes mejoras salariales. El orador respondió con un largo discurso, que comenzó con una actitud paternalista hacia los obreros, destacando que una buena administración hogareña puede ser la respuesta a su asfixiante situación, que incluso puede permitirles el ahorro bancario, como en su caso. Más tarde apeló al sacrificio patriota, el respecto a las buenas costumbres, etc. Su idealista discurso fue abruptamente interrumpido por uno de los obreros, quien depositando una gastada alpargata sobre la mesa de negociaciones, y señalándola dijo: yo, le hablo de esto, y no de los millones de Ud. Nuevamente asistimos al maridaje existente entre la filosofía estoica y las clases dominantes.
La prescripción de normas éticas que se hace, es el lado visible de la ideología(el aspecto atrayente), en tanto que de esta forma quedan veladas las verdaderas intenciones que se persiguen. Es en tal sentido es que debe entenderse a Epitecto cuando dice: ¿si te dan un trabajo penoso, encontrarás en ti la paciencia; al insulto, opondrás la resignación? (2). En igualsentido lo entienden Séneca y M. Aurelio, e incluso el orador público, que tiene una cuenta bancaria y lleva una vida económicamente muy desahogada, con el sudor y sacrificio ajeno.
(1) Séneca Op. Cit p. 49-50
(2) Manual de Epitecto p. 257

Visitas: 32

Responde a esto

2017   Creado por Red Social INTEF.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio