Necesidad de modernizar y activar el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Vivimos una época en lo que todo se ha hecho más complejo y en la que los proyectos humanos no  se  muestran tan transparentes o simples como antaño. Es por esto que, tal vez, sea un tiempo especialmente propicio para intentar una nueva misión de los recursos humanos en múltiples órdenes de la vida, integrado por elementos de disímil referencia, buscando un marco de comprensión adecuadamente contextualizado que permita mayor sentido a la realidad.

Numerosas generaciones crecieron convencidas de que la historia había encontrado, por fin, pilares sólidos sobre los cuales edificar la felicidad humana después de que los ilustrados, inaugurando la época de la modernidad, establecieran que el progreso y las más elevadas metas de los seres humanos tienen su asiento definitivo en el poder y la fuerza moral de la razón, descalabrando la fatídica lógica de antaño basada, simple y llanamente, en la razón de la fuerza.

No fue así. Han mudado las formas y las representaciones de la realidad, pero en el fondo seguimos presos de los mismos fantasmas. Además, los relatos y metarrelatos, que tanto inflamaron las distintas visiones del mundo a través de modelos globales de sociedad y de concepciones ideológicas, con pretensión de universalidad, se han desdibujado y debilitado hasta un grado incluso sorprendente. La violencia, con sus fatídicas secuelas, ha seguido presente en el mundo.

Pasaron muchos años para que las derechos y reivindicaciones  sociales de la época colonial y republicana se convirtieran en un acceso irrestricto a la escuela, sin embargo ésta todavía está fundamentada  en la imposición de un modelo de cultura occidental ajeno a los principios socio comunitarios y que causaba la  desvalorización de las culturas, saberes y conocimientos propios de los pueblos indígena originarios.

El vigente proceso de cambio que vive el país de Bolivia, se basa en la recuperación  de la memoria y experiencias históricas de los pueblos y naciones indígena  originario campesinos, afrobolivianos y comunidades interculturales, promoviendo un nuevo modelo educativo sociocomunitario productivo, que responde a las características de una educación en diálogo complementario intracultural e intercultural en unión con la Madre Tierra (Pachamama) y el Cosmos, para vivir bien.

La construcción del modelo educativo que demanda el país en el presente, requiere de un análisis crítico y revisión histórica de la educación boliviana. De ésta reflexión y de las experiencias educativas, surgen los elementos para la construcción del Currículo del Sistema Educativo Plurinacional.

El vivir bien es el paradigma del Estado Plurinacional boliviano y promueve la vida, el respeto a los derechos de la Madre Tierra, la comunidad, el Cosmos y el uso de modo sustentable de los recursos naturales; desarrolla el respeto y  fomenta las diferencias; gestiona llegar a acuerdos de consenso; establece seguridad, soberanía alimentaria y laboral, y propicia el respeto a los derechos colectivos e individuales, valorando los conocimientos de las personas y comunidades de todas las edades, géneros y culturas, sin discriminación, exclusión y dominación.

El Sistema Educativo Plurinacional, está cimentado en los principios y bases de la educación boliviana explicados en la Ley Avelino Siñani – Elizardo Pérez; sus fundamentos político, ideológico, filosófico, sociológico, cultural, epistemológico, psicopedagógico y andragógicos, se establecen en los pilares de la propuesta curricular.

En la formación de maestros se toma en cuenta con mucha fuerza, la educación virtual, muy necesaria para poder entrar en la revolución informática.

No obstante que siendo la educación es un componente esencial y permanente de la vida individual y social, no se ha realizado siempre del mismo modo, sino que ha variado conforme a las necesidades y aspiraciones de cada pueblo y de cada época, tal es el caso de Sócrates cuando conversaba con sus discípulos sobre la necesidad de viajar para acrecentar el acervo de conocimientos. Así pues, la educación y su estilo, variaron conforme a las distintas culturas de los pueblos y evolucionó al mismo ritmo del pensamiento humano. Han sido muchos los cambios que ha sufrido este proceso a través del tiempo, lo que lleva a pensar, que el desarrollo de los pueblos, en los diferentes estadios y momentos de la historia de la humanidad siempre han estado centrados notoriamente en la educación, como vehículo garante de la transmisión de conocimientos.

Se tornan necesarios diferentes escenarios, razón por la cual la necesidad de modernizar y activar el proceso de enseñanza y aprendizaje tradicional ha dado origen a una constante búsqueda de herramientas educativas que permitan hacer uso de tecnologías de sustento a la enseñanza, con el fin de perfeccionar el proceso de aprendizaje. Es así que   en esta esta búsqueda, surge el concepto de la Educación por Internet, entendida como la combinación de la informática y las telecomunicaciones como un medio efectivo para ofrecer educación a distancia tomando en cuenta solo un clic.

Internet, y el avance de las nuevas tecnologías informáticas y de comunicación, han venido ejerciendo una marcada influencia en las comunidades académicas del mundo. La aplicación de estas nuevas tecnologías a la educación, ha impulsado el surgimiento de esta nueva forma de enseñanza, no presencial. Es así como el computador ha llegado a convertirse en un apoyo tanto para el docente como para el estudiante, proporcionándole al primero grandes facilidades para la transmisión de sus conocimientos y al segundo, la asimilación de los mismos y el acceso a importantes bancos de información, tales como: bibliotecas, trabajos de investigación, prensa, entre otros; venciendo así las barreras del tiempo y el espacio en aras de satisfacer las necesidades del proceso de enseñanza y aprendizaje.

No obstante, señala Molina (2001:9), los líderes y responsables del sector educativo se niegan a abrirse a estas nuevas tendencias y se esfuerzan por defender y proteger su jurisdicción educacional, bajo los viejos argumentos nacionalistas, que en este campo, como en tantos otros, ha sido superado por los acontecimientos de la historia. Lo antes expuesto induce, a la necesidad de cambiar en la medida de lo posible dicha actitud, puesto que no existe mejor manera de defender y mejorar una cultura local o nacional que abrirse a las puertas y al conocimiento universal.

La educación a través de Internet posibilita una mayor apertura del alumno, del docente y de los centros educacionales hacia el mundo exterior, permitiendo superar las fronteras geográficas, al mismo tiempo que permite adquirir nuevas experiencias más allá de su propio ámbito escolar, logrando así difundir la educación a otras regiones y países, haciéndose accesible a una mayor cantidad de personas.

Hoy más que nunca, se cuestiona la enseñanza tradicional que en muchos casos se ha volcado a la aplicación de innovadoras tecnologías para mejorar el sistema educativo. Sin embargo, se percibe el desfase que se mantiene entre la acelerada transformación de la sociedad, la cultura, la política y la economía frente a los conocimientos y valores impartidos en el aula, al respecto Machado (1998:118), sostiene que la enseñanza necesita ser redefinida, sobre todo desde la perspectiva de quienes creen en la educación como instrumento para enfrentar y ganarle la batalla a la crisis, particularmente en aquellas naciones donde existe un gran rezago cultural y económico como lo son los países en vías de desarrollo, frente a las grandes potencias.

Es innegable el valor decisivo que tiene el intercambio personal entre el profesor y el alumno y en contra de lo que algunos creen, la educación a distancia maximiza este aspecto en lugar de eliminarlo, ya que a través de la tecnología digital, el profesor en la mayoría de los casos está más cerca de sus alumnos, que muchos de aquellos que imparten clases magistrales y con un tiempo generalmente limitado.

Lo cierto es que la Internet y las nuevas tecnologías informáticas y de comunicación por si solas no garantizan el éxito de la educación. Solamente si hay un “otro”, acompañando y guiando este proceso es que el mismo se dará efectivamente; y este “otro” es, sin lugar a dudas el docente. De allí que en aras de favorecer este sistema de aprendizaje, éste deberá ser ante todo una persona flexible, humana y capaz de plantear conflictos cognoscitivos al alumno así como colaborar con ellos para que integren el error como parte del proceso de aprendizaje que se esté llevando a cabo.

En función de lo descrito, un criterio en particular que deberá desarrollar el docente, ha de ser el de elegir adecuadamente los diferentes software educativos a emplear, tomando en consideración el nivel de los alumnos y los requerimientos técnicos para su correcta utilización como base de apoyo a la enseñanza, aún cuando muchas veces estas ideas modernas, sean difíciles de entender, de aceptar y de armonizar con los antiguos conceptos de educación adquiridos por los docentes.

Por otra parte, la educación a distancia permite una evaluación permanente del alumno, el cual se encuentra en la red con su profesor en todo momento, por ende es bueno recalcar nuevamente que este tipo de aprendizaje refuerza la interacción profesor-alumno, en lugar de disminuirla o eliminarla como algunos imaginan. La tecnología se convierte entonces en una poderosa y versátil herramienta que transforma a los alumnos, de receptores pasivos de la información en participantes activos, capaces de flexibilizar los pensamientos, ya que estimula la búsqueda de distintas soluciones para un mismo problema, permitiendo un mayor despliegue del conocimiento.

La realidad actual emplaza a toda institución educativa, ya sea pública o privada, a estar en sintonía con la cultura tecnológica que envuelve al mundo global. La posibilidad de éxito ya no depende solo de la calidad del recurso humano sino también de la forma en que estos utilicen las nuevas y mejores formas de información e interacción que provee la informática, todo dentro de un ambiente institucional en constante búsqueda de las mejores opciones de calidad tecnológica.

Bajo este entendido, se hace necesario aprovechar los cambios tecnológicos e incorporarlos a la educación, con el objeto de que Internet se convierta en un vehículo eficaz para extender la calidad de la educación en el mundo, reorientando los esquemas tradicionales que introduzcan sin complejidad alguna el nuevo concepto de educación a distancia. Si esta metodología lograra implantarse en todas y cada una de las organizaciones educacionales, se dice que el futuro profesional será pro-activo.

La Internet es sinónimo de cambios de paradigma. Cambios que hasta hace poco eran impensables. Esto es la posibilidad real y cierta de interactuar educador-educando estando a kilómetros de distancia, tener acceso a un sin fin de temas y materias con tan solo hacer un clic; en definitiva una nueva forma de enseñar y de transmitir conocimientos.

Finalmente, no es exagerado indicar que la revolución informática es sencillamente inevitable y poderosa, su influencia marcará destinos en la humanidad, y son las instituciones educativas las llamadas a convertirse en los puntales, para brindar acceso a esta tecnología, educación a distancia, sin restricción alguna. Teniendo claro que, es precisamente en los países subdesarrollados donde este nuevo modelo educacional podría tener mayores resultados, requiriendo de mayor esfuerzo, no solo del educador-educando, sino también de los organismos oficiales respectivos, quienes tendrían la responsabilidad de incorporar la infraestructura tecnológica adecuada para aprovechar al máximo esta maravillosa fusión entre educación y tecnología, sin olvidar que la misma requiere de cuantiosas cantidades de dinero; por lo que resultaría necesario contar con el apoyo de los países más desarrollados económicamente; y así incorporar a millones de personas al mundo del conocimiento ciberespacial.

 

Visitas: 101

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Internet en el Aula para añadir comentarios!

Participar en Internet en el Aula

Foro

Lo que debe saber un profesor para utilizar las TICs en sus actividades docentes 132 contestaciones 

Iniciada por Carlos Expósito Ricardo en Formación. Última respuesta de Maribel Vázquez Sousa 13 Sep.

Cinco pasos para organizar el primer día de clase.

Iniciada por Josechu Ferreras en Herramientas 31 Ago.

¡Mis agradecimientos a tod@s l@s compañer@s de Internet en el Aula! 5 contestaciones 

Iniciada por Antonio Ruiz en Varios. Última respuesta de María Rosa Vescina 26 Jul.

Acceso rápido a grupos 1 contestación 

Iniciada por reddocente en Comunicados del grupo de administración. Última respuesta de Norma Borges Perdomo 24 Jul.

Miembros

Los podcasts de Internet en el aula

Distintivo

Cargando…
Licencia de Creative Commons
Lo publicado está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0.