Rastreando por las visitas que llegan a mi página me he encontrado con este artículo. Me ha resultado muy interesante el análisis. Comparto mucho de su visión de la sociedad actual. Comparto también los peligros de internet que se mencionan. Quizás me sobre "el puño", con nuestros corazones sería suficiente...

Yolanda jb
=====================


:: Despedida de Palabras de Guerra.

[29-01-07]

Hace ya casi seis años que comenzó el proyecto de Palabras de Guerra, cuesta recordar los inicios y el tiempo recorrido en torno a las ilusiones iniciales. Siempre hemos creído que los proyectos, del carácter que sean, deben perdurar sólo y cuando cumplan el fin para el que fueron creados y que jamás pueden prologarse de forma perpetua.

Todo tiene un principio y un fin y los modelos naturales nos muestran que este patrón si es eterno.

Quizás nuestra despedida se haya prolongado en exceso, debido posiblemente a la rutina adquirida, pero si que hemos notado a lo largo del tiempo un mayor distanciamiento de la página, al ir variando nuestros intereses metodológicos y personales, llegando a ver en internet un problema, más que un medio.

No hemos sabido reflejar nuestra evolución personal en el proyecto, pero justamente debido a que cada vez nos encontrábamos más distanciados con el medio, sentíamos que la deriva a la que conducía su utilización no era de nuestro agrado. Tan sólo con un análisis superficial podremos percibir claramente algunos de estos males asociados a internet y propios de la sociedad moderna:

- Volumen excesivo de información en la mayor parte de los casos superflua, reflejo de la sociedad occidental del exceso.

- Ritmos acelerados de publicación, enfrentados con los ritmos naturales.

- Priorización de lo que sucede ultramar sobre la propia realidad local.

- Un inmediatismo que genera la necesidad de estar constantemente informados.

- La aparición de un sujeto revolucionario cuya militancia se basa prioritariamente en internet.

Todo ello creando una falsa sensación de comunidad/movimiento.
La atemporalidad y la carencia de barreras físicas es la esencia de este medio y de la era tecnológica.


“…aunque nos espere el dolor y la muerte contra el enemigo nos llama el deber…”

El movimiento anarquista desde hace décadas se encuentra en una deriva constante, producto de la derrota, derrota que para nosotrxs ha sido ante todo moral, de Valores.

Aquellos Valores universales, perpetuos, principios inmutables de nuestro ideario han desaparecido. El honor, la integridad personal, la espiritualidad, el compromiso, la fidelidad a los ideales, la aspiración a realizar el bien, la dureza y la austeridad forjaban mujeres y hombres nuevos, portadores de una nueva sociedad.

Pilares que permanecían firmes frente a la decadencia y la debacle social, una guía vital.

Se ha introducido en nuestras filas la más absoluta degeneración material, el hedonismo frente al estoicismo, la superficialidad y el culto estético frente a lo espiritual, la irresponsabilidad frente a la integridad, la mediocridad frente a la voluntad...

Difícil tarea distinguir ya a un/a “anarquista” de una persona común en lo que a comportamiento se refiere.

La corrupción moral que sufre el movimiento es un cáncer que se ha de extirpar, ardua tarea que hay que comenzar y de la que habrá que valerse de todos los medios a nuestro alcance.


“Claudicar, Ni siquiera cuando –al final del camino- sin ninguna salida de salvación, me encuentre delante de la muralla de la muerte…”


Sin embargo la frustración ante la inmutabilidad del Sistema no nos hace caer en el derrotismo, ni admitimos siquiera la posibilidad de él. Es nuestro deber aislar a aquellos que extienden la desesperanza de acto o de palabra.

Lejano futuro el de la Victoria, pero la creencia férrea en ella es la llama que alimenta nuestros anhelos. Son los Valores en los que en momentos de incertidumbre señalan el camino correcto, frente al fétido materialismo burgués.

Creemos firmemente que el momento histórico actual pasa por recuperar, en base a la crítica a la modernidad y la industralización, la autosuficiencia y los valores de la vida sencilla.

Hablamos de una autosuficiencia creadora, basada en la recuperación de saberes y aptitudes, capaz de generar recursos y transformarnos rompiendo vínculos de dependencia frente al modelo de modernidad hedonista y la pseudoautosuficiencia parasitaria. El desarrollo de unos verdaderos lazos comunitarios y de apoyo mutuo, recobrando el sentimiento de colectividad, de una vida frugal donde el crecimiento espiritual prevalezca sobre el material.

Consideramos afrontar estas tareas como una necesidad acuciante y prioritaria por la imparable extensión del dominio frente a los últimos resquicios de la vida.

Sin más que comunicaros, un saludo.

Palabras de Guerra.


"A la Revolución -escuela de heroísmo, espiritualidad y humanismo- debemos darlo todo. Al servicio de ella estén nuestros puños y nuestro corazón".

Visitas: 111

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Internet en el Aula para añadir comentarios!

Participar en Internet en el Aula

Foro

Ofrece tu blog... o tu sitio web 902 contestaciones 

Iniciada por Antonio Ruiz en Buenas prácticas 2.0. Última respuesta de Juan Lazo Miranda 11 Sep 2018.

Disco duro virtual:Subir nuestro archivos a la red 1 contestación 

Iniciada por Victor Rafael en Varios. Última respuesta de Delia 30 Mar 2018.

Retos de la sociedad del conocimiento 40 contestaciones 

Iniciada por Ferran Ruiz Tarragó en Metodología. Última respuesta de Arquimedes José Mundaraín Rojas 13 Dic 2017.

EDUCACION GRATUITA EN URUGUAY

Iniciada por Norma Borges Perdomo en Proyectos 13 Feb 2017.

MAPA INTERACTIVO Las LLaves del Clarinete

Iniciada por Prof.Manuel Gago Fernández en Herramientas 4 Ene 2017.

Miembros

Distintivo

Cargando…
Licencia de Creative Commons
Lo publicado está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0.

2019   Creado por Red Social INTEF.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio