Las primeras nevadas de aquel invierno fueron tan intensas como los recuerdos que ebullian en su mente. ¿Qué pintaba allí solo?. Mientras el hielo del franquismo se diseminaba en las venas del pais cual sarampión, llevaba más de tres meses esperando que su mujer bajase del pedestal capitalino y fuese a su encuentro a aquel pueblo perdido en las faldas de la sierra segoviana. Recibió dos cartas casi al tiempo, la primera de Almadén, fechada dos meses antes. Se la leyó el señor cura. " Querido Manuel, te escribo para pedirte que vengas con Paquita a visitarme. Soy de nuevo Alcalde y te lo debo todo. Te recompensaré".

Mientras pensaba en pasarse por Madrid para enseñarle la carta a Paquita y que ella lo acompañase, recibió noticias suyas: "querido Manuel, aún te espero, no dejo de pensar en ti... salgo de viaje a Valladolid..."

Se le amontonaban las ideas y los recuerdos mientras el "Expreso de Andalucía " renqueaba en las vias de la estación de Puertollano.No sabia a que había ido, quizás era una búsqueda en la memoria.Por el primero que preguntó fue por D. Leandro, el maestro que tantas veces le leyó las cartas y docenas de libros, que le sumian en un torbellino de sensaciones y vivencias casi tan reales como las que vivía. Libros escritos por señores de los que nunca preguntó si estaban vivos o eran viejos, nombres raros como Dostoyevsky y "los hermanos Karamázov", eran lo más parecido a su familia; García Lorca y su "Poeta en Nueva York". Cuántas veces recitaba de memoria sus poemas mientras cabalgaba al monte. Alguna vez pensó en preguntar por aquellos en Madrid, pero Dº. Leandro le había dicho que ni se le ocurriese comentar o recitar del poeta granadino... que podía correr la misma suerte.

"Ese Maestrillo está preso", le espetó el Alcalde, "no es trigo limpio". Manuel fue a visitarlo a la cárcel del cuartel y le preguntó de que le acusaban, D. Leandro se levantó y mirándolo a los ojos le confesó con media arroba de aplomo y otra media de orgullo: "de leer a Lorca con mis alumnos". ¿Dígame que necesita ?, mediaré con el Alcalde; me debe mucho...

Quiero libros, solo necesito entretenerme leyendo, mis días de escuela se acabaron..., aquella escuela no volverá". No consiguió que lo soltasen, pero no paró hasta que la recompensa por sus atenciones se las pagase el alcalde con una carretilla de libros para la celda de su amigo.

Y nunca pudo imaginar Dº Leandro cuanta verdad encerraban sus palabras. En pleno siglo XXI, en el año que Kubrik eligió para su película "Odisea en el espacio", la escuela es eso, toda una odisea. ¡ tenemos tantas cosas que hacer en tan poco tiempo !, enseñar, transmitr, educar, hacer pensar, abordar tantas competencias, tantas temáticas transversales, tantos valores, que los tramos horarios se nos han quedado cortos, huérfanos de lo fundamental. Nos da tiempo a pasar de puntillas por cada área. En una mañana, un poco de cada cosa, deprisa, demasiado deprisa. La actividad en la escuela de hoy en día es lo mas parecido a perseguir a un niño de dos años que ha aprendido a andar. Lengua, inglés, matemáticas, Religión, alternativa, conocimiento del medio, competencia digital, educación física, coeducación, cultura, artística, música, salud, paz, medioambiente, educación vial, autonomía personal, aprender a aprender, convivencia, todo encorsetado. ¿Y el maestro?. unos vienen, otros van, salimos, entramos, sustituimos, guardamos, entretenemos, repartimos. sin parar un momento a reflexionar. ¿dónde está el maestro?. Siempre de paso, hacia otra tarea. ¿les dejamos a nuestros niños tiempo para pensar, para soñar, podemos?. ¿ les damos la palabra..., la acción; dejamos paso a la fuerza de su voluntad, a sus juicios; podemos ser sus modelos ?.

Cómo añoro a mi Señorita Enriqueta, que nos leia aquellos libros de aventuras de un tal Blasco Ibañez mientras entrábamos en calor con aquella estufa de serrín que había en el centro de la clase. Qué maravillosas historias imaginábamos leyéndolos después nosotros, mientras ella copiaba muy despacio y con maestría el dibujo del día de la Enciclopedia Alvarez. ¡Qué pronto llegaba el recreo mientras nos preguntaba por las aventuras de nuestros libros, en el que casi no nos daba tiempo a elegir los equipos para jugar al pañuelito!. Qué atención y cuidado poniamos en el dictado y en la caligrafía cuando escribiamos lo que más nos había gustado de la lectura. Andábamos copiando las faltas cuando la seño dictaba los deberes para las clases de permanencias. Y ¡ qué tardes tan cortas haciendo largas cuentas de dividir, en las que el dividendo ocupaba una pizarra y el divisor la otra...! y aquellos dibujos de los barcos en la batalla de Trafalgar.... Entonces dedicábamos un tercio del tiempo a leer, otro tercio a escribir y otro a hablar, ¡cuánta competencia !. Entre mis compañeros, y entre los miles de alumnos y alumnas que tuvieron a una seño Enriqueta, hay médicos y barrenderos, funcionarios y pilotos, abogados y agricultores, maestros y enfermeras, empresarios, conserjes...Todos tenemos algo en común, lo qe sabemos se lo debemos a los libros a los que nos mandó leer una señorita o un maestro, los que nos inocularon la gratitud por su trabajo y por aquella escuela, los que nos permitieron enfermar de interés, de ansias por saber más, los que nos enseñaros a ser mejores personas...

Sus palabras, las leidas en aquellos libros, resuenan entre las paredes de aquella escuela, son como gotas de agua de lluvia intemporales en los cristales de las nuestras. Estoy hechizado por esa escuela. Quizás necesitemos volver a empezar, a escribir de nuevo con tizas de colores, a leer mientras se calienta el aula, hasta la hora del recreo. Libros, más libros. porque hemos perdido el horizonte, hemos olvidado el argumento, Si pensamos que a los maestros ya no nos dejan tener memoria, ni recuerdo, estamos cayendo en el olvido y la inocuidad más absoluta. Y si alguien nos acusa de perder el tiempo leyendo, levantemos la cabeza como D. Leandro, mantengamos el orgullo y la vocación en esta celda.

Visitas: 49

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Internet en el Aula para añadir comentarios!

Participar en Internet en el Aula

Comentario por Patricia Martin diciembre 11, 2010 a las 4:02am

Bueno, ya somos dos Juan Carlos que nos hacemos los importantes: también comento que tengo comentarios de España. A mí, en cambio, me gustaría conocer Valladolid, donde nació mi abuelo; es más creo tener familiares allí. ¿Hacemos intercambio docente?. Elaboremos un proyecto.

Comentario por Juan Carlos Rico Leonor noviembre 30, 2010 a las 12:49pm
Patricia, Maria Elena, hay valores universales, la ilusión y el amor por la lectura, la vocación y el buen hacer de las maestras y maestros que saben apreciar la sonrisa de uno de sus alumnos/as. Es un placer contar con compañeros/as de profesión que a un lado u otro del "charco" hacen de su trabajo una empresa esperanzadora e ilusionante para el mañana. Ya sabéis, educar siempre para que no podamos cambiar el dicho" qué mundo les vamos a dejar a nuestros hijos/as y alumnos/as" por ese otro " que hijos/as vamos a dejar a este mundo". Es agradable poder contribuir a esa ilusión con lo que modestamente escribo y os digo un secreto, : voy haciéndome el importante diciendo que tengo amigas lectoras en Argentina...¡Qué me ustaría visitar Argentina, pescar en la Patagonia... Algún día
Comentario por Patricia Martin noviembre 30, 2010 a las 6:20am
Muy bueno, como siempre. Es el blog que primero visito. también, al igual que María elena, comienzo cada clase leyendo textos variados.
Comentario por María Elena López noviembre 30, 2010 a las 1:59am
Bellísimo! Es importante que sepamos encontrar el punto justo para que una práctica no anule la otra. Yo disfruto leyendo cada día un cuento a mis alumnos, como también organizando salidas y excursiones para conocernos y compartir juntos nuevas experiencias.

Foro

Ofrece tu blog... o tu sitio web 904 contestaciones 

Iniciada por Antonio Ruiz en Buenas prácticas 2.0. Última respuesta de Anthony Enríquez 14 Nov.

Difunde y comparte tu Buena PrácTICa 2.0 73 contestaciones 

Iniciada por Antonio Ruiz en Buenas prácticas 2.0. Última respuesta de Anthony Enríquez 14 Nov.

Disco duro virtual:Subir nuestro archivos a la red 1 contestación 

Iniciada por Victor Rafael en Varios. Última respuesta de Delia 30 Mar 2018.

Retos de la sociedad del conocimiento 40 contestaciones 

Iniciada por Ferran Ruiz Tarragó en Metodología. Última respuesta de Arquimedes José Mundaraín Rojas 13 Dic 2017.

EDUCACION GRATUITA EN URUGUAY

Iniciada por Norma Borges Perdomo en Proyectos 13 Feb 2017.

Miembros

Distintivo

Cargando…
Licencia de Creative Commons
Lo publicado está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0.

2019   Creado por Red Social INTEF.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio