Me gustaría proponer un debate sobre quién y cómo debería valorar la calidad de los materiales TIC elaborados por el profesorado, dónde podría estar el filtro equivalente a las editoriales que publican libros y artículos.
Muchas cosas ya se han ido diciendo en los otros hilos, pero para agrupar un poco...

1- Primera pregunta: ¿debería existir este "filtro"?
2- Segunda pregunta: ¿qué criterios habría que tener en cuenta?
Por ejemplo, imaginad un profesor que haya elaborado una página muy útil
pero que contenga imágenes que no respetan los derechos de autor, o con contenidos poco apropiados (aishhh, ¿cómo valorar éso?)
3- Tercera pregunta: ¿quién debería validar? Aquí hay diversas opciones:
- Comisiones en los departamentos TIC correspondientes de las administraciones educativas que pongan una especie de "sello de calidad". ¿Sería un buen modelo? ¿Qué pasaría cuando un profesor o profesora no se sintiera conforme con la no asignación de ese sello a su material?
- Directamente las comisiones baremadoras de los diferentes concursos y demás, que para eso están. Pero en este caso deberían disponer de unos criterios, elaborados también por los departamentos TIC de la administración educativa, para andar orientados y homogeneizar valoraciones, ¿no?

Y relacionado con esto: ¿qué criterios? ¿número de visitas y enlaces? ¿criterios más cualitativos? Y, además, adaptados al tipo de material (no es lo mismo un blog que un JClic o una página estática, o un wiki,...)
Por otra parte, los espacios que se construyen con la participación del alumnado, wikis, blogs,... bajo la coordinación de un profesor o un equipo, ¿contarían como publicación?

En fin, un montón de preguntas, ya véis :-)

Visitas: 511

Respuestas a esta discusión

Cuestiones todas ellas peliagudas que no contentarán a ninguno.
Además, un factor que nunca se tendrá en cuenta es el tiempo invertido. A mí, por ejemplo, un podcast, que no esté basado en mis apuntes de clase, me supone unas cuatro o cinco horas de trabajo. Vale, igual es que soy muy torpe, pero tienes que buscar el material, organizarlo, resumirlo, redactarlo, grabar (una, dos, tres veces), editar, subirlo a un almacén, hacerlo público en el blog. Y todo ello para cuatro o cinco minutos de audio que, evidentemente, no aparentan el tiempo que les has dedicado.
En cualquier caso, no me importa porque me gusta, me interesa y -a lo mejor- a alguien le viene bien.
Peliagudas sí, pero si queremos avanzar hemos de ir discutiéndolas y dándoles respuesta.
Lo que comentas de los podcasts me hace pensar en otros dos puntos:
- Por una parte en las convocatorias de concursos,... se contempla el apartado de publicaciones. Otra pregunta: ¿todos los materiales que elaboramos para nuestras clases deben ser considerados publicaciones por el hecho de estar disponibles en la red? ¿Dónde estaría el límite?

- Por otra, habría que empezar también a valorar la "innovación", pero no en la parte de las publicaciones, sino en la de la experiencia docente. En un mundo cambiante no tiene sentido continuar valorando 20 veces la experiencia repetida de un año como si fuese una experiencia de 20 años, tal y como se hace ahora, ¿no creéis?
Creo que nos podemos hacer muchas preguntas sobre este tema. No obstante, para mí, hay un punto clave.

Muchos de los que estamos aquí echamos demasiadas horas con el ordenador en comparación con la mayoría del profesorado. Las TIC y sus herrramientas, para que de verdad terminen triunfando de forma global, deberán de llegar a ser tan fáciles de usar y aprovechar que los profesores a pie de aula no se tengan que hacerse la mayor parte de las preguntas que acabas de indicar.

Esas preguntas podrían dejarse para un grupo de expertos a nivel nacional que organizara un gran un repositorio de recursos bien organizado y en el que todo fuera muy fácilmente accesible. El profesor podría luego consultarlos rápidamente y decidir si aprovechar esos, buscar más en otros sitios o crearlos personalmente. Cuanto más respondiera al principio de pinchar y aprender, más profes los usarán a pie de pizarra. Y ese principio es el que también habría que aplicar a la hora de evaluar los recursos educativos creados.

Yo insisto con la página de JueduLand. No es el mejor ejemplo, pero sí un camino. Está teniendo cierto éxito porque pinchas y poco más. Eso es lo que quieren la mayor parte de los profes a pie de aula. Que la conexión nunca se corte. Que los equipos no se averíen o se desconfiguren con facilidad. Aunque parezca una tontería, que los auriculares no se rompan y sean resistentes a las frecuentes mordeduras de los alumnos. Que no haya que perder tiempo desplazándose a un aula TiC. Que las TIC estén en las aulas. Que sea encontrar el recurso TIC rápidamente, pinchar, funcionar y aprender. Algo parecido a eso de ir a esa página del libro o aprovechar tal fotocopia o dejarse motivar por las indicaciones del profe en el proyecto y hacer.

Está muy bien que haya creadores de materiales. Todos debemos convertirnos un poco en creadores de materiales; pero no es lo que les gusta hacer hoy con las TIC a la mayoría del profesorado. Quizás en un futuro haya muchos más, pero entonces será más necesario que alguien haga de recopilador y filtro previo a nivel nacional para que así se pierda el menos tiempo posible. Eso no quita que las editoriales creen sus propios materiales que complementen a los libros. Que cada profe además realice sus propios materiales. Pero si además están disponibles hechos por otros y los puedes descargar y modificar libremente, aún mejor.

Es sólo una propuesta. Pero creo que conveniente en muchos entornos, sobre todo en los niveles más básicos.

Un saludo.
Insisto, cuanto más reduzca la distancia entre el pinchar y el aprender, más valor tendrá el material educativo creado.
...siempre y cuando que lo que se quiera enseñar, sea un contenido educativo sensato.
¿Un comité de expertos que nos organice los recursos?
¡¡¡!!!
¿Y para qué tenemos entonces los marcadores sociales? Creo que los recursos los tiene que organizar cada persona, a su gusto e interés, especialmente si pensamos en la inmensidad existente.
¡Estupendo! que nos pongan delante las cosas y que el profesorado sólo haga "clic".
No van los tiros por ahí, creo yo.
Hola Irene,

Sin duda, es un tema sobre el que hay que reflexionar. Intentaré dar algunas pistas.

¿Qué criterios se siguen para valorar las publicaciones en papel?

Sé que existen, que están descritos en los concursos de méritos. Y no es sólo tener el ISBN, porque un artículo de 10 páginas tiene un ISBN como puede tenerlo una tesis doctoral de 500 y me consta que no se valoran igual.
Si supiéramos el criterio que se sigue para las publicaciones en formato de papel, quizá podríamos establecer parámetros simples que permitieran valorar tipos de materiales educativos on line.

A mí se me ocurre que estaría bien elaborar una tabla con parámetros de valoración. Ya existen tablas para valorar las páginas web educativas. Podría ser un buen comienzo.

Sobre quién debiera validar, me surge otra pregunta: ¿Qué criterios se siguen para incluir una página en un portal educativo? Supongo que en algunos parámetros se basarán para hacerlo o no hacerlo. ¿O es simple intuición? Si se consiguiera saber qué mínimos se tienen en consideración para ello, ya valdría para empezar a trabajar.

Yo sí creo que debiera haber comisiones baremadoras de la Administración. Una vez establecidos los criterios de valoración, se me ocurre que podría abrirse una convocatoria anual para que los docentes que tuvieran materiales, pudieran presentarlos y así obtener el "sello de calidad" (o no).

Sé que esto requiere incorporar al engranaje de la Administración una nueva sección, pero la actualidad requiere adaptarse.

Creo que debería diferenciarse entre materiales de uso y experiencias educativas. Las experiencias deberían valorarse también con visitas a los centros. La evaluación docente que se ha hecho en el acceso a cátedras nos ha permitido enseñar nuestro trabajo, más allá de nuestra descripción en la memoria. Las experiencias hay que valorarlas en vivo.

Seguiré pensando...
1- Primera pregunta: ¿debería existir este "filtro"?
No.
El filtro debe ser social. Es más democrático.

2- Segunda pregunta: ¿qué criterios habría que tener en cuenta?
Ya está contestado con la respuesta anterior. Criterios sociales.

3- Tercera pregunta: ¿quién debería validar? Aquí hay diversas opciones:
También estaría contestada con las respuestas anteriores, pero responderé a cada punto

- Comisiones en los departamentos TIC correspondientes de las administraciones educativas que pongan una especie de "sello de calidad". ¿Sería un buen modelo? ¿Qué pasaría cuando un profesor o profesora no se sintiera conforme con la no asignación de ese sello a su material?

Buf! ¿Quién veis capaz de valorar mejor la calidad? ¿Un profesor o profesora que utiliza a pie de aula los materiales en sus clases, o personas de la administración que posiblemente llevan sin dar clase unos cuantos años?
Reafirmo: "expertos" no. La sociedad tiene la palabra.

- Directamente las comisiones baremadoras de los diferentes concursos y demás, que para eso están. Pero en este caso deberían disponer de unos criterios, elaborados también por los departamentos TIC de la administración educativa, para andar orientados y homogeneizar valoraciones, ¿no?

Ídem. ¿esos criterios que se utilizan para los consursos están suficientemente actualizados? ¿Todos los materiales cumplen todos y cada uno de los requisitos? Si no los cumplen ¿significa que no son materiales de calidad?

Y relacionado con esto: ¿qué criterios? ¿número de visitas y enlaces? ¿criterios más cualitativos? Y, además, adaptados al tipo de material (no es lo mismo un blog que un JClic o una página estática, o un wiki,...)

¿Son el número de visitas y enlaces síntoma de calidad de una publicación? El vídeo de las palomitas de maís hechas con teléfonos móviles bate un récord, y es un fake.

Y no es lo mismo un blog, un wiki, etc que, por ejemplo, hacer un montón de horas extras para que niños y niñas de NEE logren sacar adelante una obra de teatro, a pesar de sus problemas de expresión y vocabulario, y confianza en ellos mismos. Hay cantidad de trabajos que se realizan en las escuelas e intitutos sin TIC y que no se valoran. No me parece justo que valoren más a alguien por escribir de vez en cuando un post desde casa que a otra persona que con mucho trabajo saca adelante a alumnos que nadie quiere. Igual es que ese trabajo no es "intelectual".

Por otra parte, los espacios que se construyen con la participación del alumnado, wikis, blogs,... bajo la coordinación de un profesor o un equipo, ¿contarían como publicación?

Ya puestos, igual la publicación de un profesor o profesora no es gran cosa, pero consigue que todos sus alumnos y alumnas tengan publicaciones en internet, las actualicen, y se enganchen en la red. A medio plazo, su intervención es mucho más efectiva que la de quien publica una serie de actividades muy vistosas con hot potatoes.


Lo siento, pero esto no lo veo viable. Y si lo es, inevitablemente será injusto.

Es necesario que se valore el trabajo docente, pero todo el trabajo, con TIC o sin ellas, y que se dejen de valorar cosas absurdas que no vienen a cuento, pero hablando de publicaciones en internet nos encontramos con una filosofía, la de la red, que no cuadra dentro de este sistema de méritos, pues está tomando otro rumbo, el que marca la sociedad, los usuarios e usuarias, y no las directrices de "expertos" sentados en los sillones de mando (perdón si hay alguno por aquí), y espero que siga así siempre.
No son incompatibles. Lo uno no excluye lo otro.

Es mejor tener ambos sistemas o tres o cuatro para reconocer la realidad de que no todo el profesorado va por el mismo camino ni todos los alumnos necesitan lo mismo.

Si alguien ya me da organizadas ciertas cosas, ya me han ahorrado tiempo. Si me gustan, las aprovecho; si no, las mejoro o me busco otras o, llegado el caso, me las creo.

En el eclectismo está la eficacia. En la realidad de a pie hay muchos profes que lo que quieren son facilidades.

A otros nos gusta complicarnos la vida según en qué, pero no tiene por qué ser una postura compartida.

Cada sistema es útil en según qué entorno concreto.

Hay que estar abiertos a todas las posibilidades. Y que el tiempo diga cuál es la más eficaz; pero eso, en educación, no se suele comprobar hasta bien pasados unos cuantos años.
Insisto. La existencia de una posibilidad no debe negar la existencia de otras alternativas. Es la norma básica de todo funcionamiento pluralista.
Creo que es mejor quedarse en medio y aprovecharlas todas. Y utilizar una u otra o ambas según el contexto concreto.
El internet actual es colaborativo, Antonio. Las cosas las hace la gente, colaborando, aportando cada uno lo que puede. Lo hace quien quiere y quien no quiere no. Si queremos un repositorio de recursos (uno más, pues ya hay muchos de diversas temáticas) lo tenemos que hacer nosotros, y no esperar a que un grupo de "expertos" nos lo dé todo hecho.

Mira, las consejerías de educación ya tienen mucho material recogido. No está todo, no es suficiente, no es lo que queremos encontrar, o no es tan fácil que lo utilicemos directamente haciendo clic, todo lo que quieras, pero esos repositorios son unos más de todo lo que hay, y no llega, pues la cantidad de información que se publica diariamente es descomunal. No son cuatro trabajos de cuatro pringados que pasan el tiempo delante del ordenador. Cada vez hay más gente publicando. Un dato de technorati: en la actualidad existen 112, 7 millones de blogs con una capacidad de crecimiento en auge de 120.000 bitácoras al día. Sólo blogs, sin contar otro tipo de recursos en la red.

¿Repositorios? Eso era hace años, cuando no existía google y los buscadores organizaban por categorías. Hoy en día es imposible, y peor va a ser mañana.
Me gusta todo. ¡Qué le vamos a hacer!

Algún defectillo más tenía que tener. Je.

Nada. Tú sigue defendiendo ese mundo colaborativo que yo también defiendo. Pero me gusta todo... Me nutro tanto de los recopilatorios oficiales como de los no oficiales. ¡Todo me gusta!

Soy de esos que, a nivel culinario, se comen todas las comidas que me ponen delante, pues a todas les encuentro su sabor. Claro, siempre y cuando en el contexto concreto vengan a cuento.

RSS

Foro de discusión

USO DE LOS TICS

Iniciada por Nicolas suarez de los santos 23 Oct 2014.

Mercedes Cabrera responderá a nuestras preguntas en El País 19 contestaciones 

Iniciada por lbarroso. Última respuesta de Carmen 6 May 2009.

Funciones TIC ¿Qué debería corresponder a quién, cuándo, cómo...? 14 contestaciones 

Iniciada por Antonio Tux. Última respuesta de Samuel Crespo 9 Feb 2009.

Artículo publicado en El País 14 contestaciones 

Iniciada por María L.. Última respuesta de Antonio Tux 12 Nov 2008.

Miembros

Distintivo

Cargando…
Licencia de Creative Commons
Lo publicado está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0.

2017   Creado por Red Social INTEF.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio