La miserable delimitación que se hace entre humanidades y ciencias (incluso por parte de algunos docentes) hace daño a todos. Y cuando digo a todos, digo a TODOS: a los futuros estudiantes de carreras de letras, porque los merma a la hora de entender la metodología científica (y se creen cualquier chorrada que escuchen), y los científicos en potencia porque les despoja de un estilo literario y lingüístico muy necesario en el sector.

Siempre he sido un obsesionado del estilo, los problemas que tuve en mi carrera a la hora de redactar memorias de prácticas se debieron a que "era demasiado retórico". Hoy entiendo ese problema, en ciencias tampoco me puedo poner a describir con todo lujo de detalles cómo era la muestra radiactiva que estaba manejando. Pero uno siente la deformación literaria que le produce la lectura de cientos de libros de poesía y prosa de todos los estilos.

Lo que no entiendo es que se reste importancia a la norma ortográfica, y esto lo he visto en profesores universitarios. Hay personas que van en contra de las normas por naturaleza (hay algunas normas que sí están para saltárselas). Y es que el problema está en la palabra "norma", yo lo llamaría "convenio". La ortografía es un convenio para que podamos entendernos, si cada uno empieza a escribir como le da la gana pronto se convertirían los textos en composiciones ilegibles, ausentes de todo entendimiento. El plano comunicativo de la escritura perdería sentido y los artículos serían galimatías destinadas al olvido.

Es necesario que se entienda este mensaje: los profesores de ciencia debemos ser rigurosos con la ortografía y la expresión, tanto como lo son otros docentes. Y este mensaje deben recogerlo también los alumnos, la precisión en el lenguaje es de vital importancia en ciencias.

Y este desahogo que acabo de tener, no es más que el fruto de la corrección de unos exámenes sobre el átomo (4º de ESO), en el que me estoy encontrando muchas sorpresas desagradables. O hacía un inciso, o corría el riesgo de sufrir un síncope. Aunque no soy partidario de los libros de "respuestas de alumnos" y cositas por el estilo, hoy voy a transcribir alguna palabreja (no tiene otro nombre) que me he encontrado, para que veáis la gravedad de la situación:
• electrica (esto lo repiten continuamente)
• partículas alba (¿existirán las partículas "ocaso"?)
• ivan (¡dios!)
• órvita
• orvital
• embuelto
No sólo se trata de un problema de ortografía, a veces se debe a que los términos son nuevos. Se lo deben estudiar, es de lo poquito que pido que se estudie de memoria (en mis exámenes la memoria no sirve de nada, es la lógica la que te salva, "mirar con la mente"). Una definición muy repetida: "una magnitud física es la propiedad de un cuerpo que puede ser medida". Mal, bastante mal, y no terminan de entenderlo por un problema de lenguaje. La expresión "la propiedad" se refiere a "una propiedad concreta", suelo ponerles "¿cuál de ellas?" o "¿a qué propiedad te refieres?", o preguntas por el estilo. Los que se paran a razonar lo acaban entendiendo, los que prefieren utilizar la memoria nunca asimilan el concepto de magnitud.

La única solución que veo posible (y la más bonita) es leer, leer mucho y lectura calidad. Muchos son los padres que me dicen "Eugenio, ¿qué hacemos con este niño?". “Que lea”, les suelo decir, “cuando haya leído mucho entenderá las leyes de Newton”. Y puedo aseguraros que más de una vez los padres me han mirado como a un apestado, como si un brote de vesania asomase por mis ojos. Para el verano: El Quijote. Además, las crónicas del Ingenioso Hidalgo están llenas de física, en cada esquina.

Internet ofrece muchas oportunidades para poder formar a nuestros alumnos en un correcto uso de la ortografía. El uso de wikis y blogs es una excelente alternativa al descontrol que suponen los sms y correos electrónicos que quedan en lecturas privadas. Fomentar la creación de bitácoras es una opción interesante.

Por mi parte, lo único que puedo hacer es usar el archiconocido (infalible) correctivo de "bajar nota". Quito entre 0,25 y 1 punto por falta, dependiendo e su gravedad. Y la verdad, suele funcionar. Cada año mis alumnos de 3º intentan formar un "frente de liberación común para las letras", en pro de la ortografía caótica. Mis compañeros (los otros profes) van en la misma línea que el autor de este texto y, como somos más viejos (además de que ponemos las notas), los estudiantes no tienen nada que hacer.

Soy profesor de Física y Química, Matemáticas, Tecnología e Informática. Mis alumnos lo saben: o se escriben los exámenes con un mínimo de decencia o el fracaso está asegurado. Afortunadamente lo acaban entendiendo (después de llantos y disputas) e, incluso, agradeciendo.

Visitas: 17

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Internet en el Aula para añadir comentarios!

Participar en Internet en el Aula

Foro

Ofrece tu blog... o tu sitio web 904 contestaciones 

Iniciada por Antonio Ruiz en Buenas prácticas 2.0. Última respuesta de Anthony Enríquez 14 Nov.

Difunde y comparte tu Buena PrácTICa 2.0 73 contestaciones 

Iniciada por Antonio Ruiz en Buenas prácticas 2.0. Última respuesta de Anthony Enríquez 14 Nov.

Disco duro virtual:Subir nuestro archivos a la red 1 contestación 

Iniciada por Victor Rafael en Varios. Última respuesta de Delia 30 Mar 2018.

Retos de la sociedad del conocimiento 40 contestaciones 

Iniciada por Ferran Ruiz Tarragó en Metodología. Última respuesta de Arquimedes José Mundaraín Rojas 13 Dic 2017.

EDUCACION GRATUITA EN URUGUAY

Iniciada por Norma Borges Perdomo en Proyectos 13 Feb 2017.

Miembros

Distintivo

Cargando…
Licencia de Creative Commons
Lo publicado está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0.

2019   Creado por Red Social INTEF.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio