Los políticos se llenan de orgullo cuando a través de los medios de comunicación afirman "los libros de texto son gratis"
Una millonada invertida para que todos y cada uno de nuestros alumnos y alumnas de la educación obligatoria tengan libros de texto y que no tengan que invertir un duro en ellos, y sin distinguir entre familias con recursos económicos o sin ellos.
¿Estrategia política o necesidad real del sistema educativo?

Son muchas las campañas que hacen falta para cambiar las cosas en la educación, en esta red han salido unas cuantas, pero hay una que me parece interesante iniciar: Derogación de las políticas de gratuidad de los libros de texto, y dejar únicamente becas para las familias más desfavorecidas.

¿Qué haríamos con todo el dinero que nos ahorraríamos?
Se nos pueden ocurrir miles de cosas.

Visitas: 102

Respuestas a esta discusión

Cada familia en Galicia se ahorra 200 € o más, según nuestra conselleira, con el programa de textos gratis. Un ordenador para cada alumna/o vendría a costar algo así. Pero los votos son los votos y en esto Galicia posiblemente no esté, por una vez, a la cola de nadie...
Os dejo este enlace a una noticia de hoy, con nuestro programa de textos gratis como tema. Pero quiero que os fijéis en esto:
"Galicia obtuvo el segundo puesto, a nivel mundial, en la relación entre equidad y resultados, solo por detrás de Finlandia, dato que calificó de "buenísimo", porque "quiere decir" que un alumno que estudie en cualquier colegio de Galicia, tiene la "misma probabilidad de éxito"."
¿De éxito?
Pues estaría fenomenal. Con ese dinero, un ordenador portátil para cada alumno/a

Claro que si los profes seguimos pidiendo libros de texto...
Estoy totalmente de acuerdo. Siempre he pensado en todo lo que se podría hacer con el dinero de los libros: ordenadores, aumento del ancho de banda de la red, bibliotecas mejores, ayuda para actividades extraescolares... Los libros gratis son simplemente gana-votos. Pura demagogia..
Básicamente estoy de acuerdo en que políticas de igualdad no significa tratar a todos por igual sin distinción de niveles de renta.
Pero insisto en lo que dice María: al igual que con otros procesos de avance, el principal escollo será el profesorado. Los libros de texto son algo así como las "sagradas escrituras" para los cristianos durante el feudalismo: el "saber" en las manos del único intermediario entre dios (=la "sabiduría" sobre la materia en cuestión) y el pueblo inculto (=alumno). Entonces el intermediario era el clero y, en este caso, nosotros.
Hasta que no comprendamos que nuestro papel es, sobre todo, el de encauzar y ayudar en la construcción de conocimientos, de la cual el principal protagonista es el propio alumno, no entenderemos que los libros (y en tonces dejarían de ser "de texto") son una ayuda más y no el receptáculo del fuego sagrado.

RSS

2020   Creado por Red Social INTEF.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio